El gobierno sigue elaborando la fórmula con que se materializará la ayuda a los trabajadores informales y los independientes a honorarios. En ese marco, los mecanismos por los cuales se estaría inclinando el gobierno para el primer grupo, es decir, los informales, es entregar el aporte monetario focalizado priorizando las zonas del país, región o comuna que estén siendo más afectadas, y no hacer algo generalizado como se hizo con la entrega del bono de $50 mil.

Al interior del Ejecutivo afirman que los recursos no alcanzan para todos, y por ello, el apoyo deberá “ser muy focalizado y bien pensado, ya que si no, se podría terminar inyectando recursos a personas que no lo necesitan”. La ministra del Trabajo, María José Zaldívar, subrayó en radio Duna que “queremos identificar quiénes son los grupos informales y los honorarios a nivel regional, comunal y área productiva que han sido afectados realmente”.

El segundo foco de ayuda está concentrado en los trabajadores independientes a honorarios. Este grupo reúne a unas 500 mil personas. La fórmula que se analiza en el Ejecutivo es entregar una especie de crédito y que una vez que pase la emergencia, lo puedan devolver a través del pago de impuesto anual que se hace. La cantidad que cada persona reponga tendría relación con el nivel de ingresos que esa persona reciba. Todo sigue en evaluación y aún no hay plazo para el anuncio. Ambos grupos se dividen en informales con 2,6 millones de personas y 500 mil independientes a honorarios.

/psg