En los últimos tres meses la región de las Américas ha sido la más afectada en todo el mundo por la pandemia del coronavirus, provocando una crisis sin precedentes que ha puesto en riesgo avances sanitarios logrados durante años y ha hundido la economía a su nivel histórico más bajo, dijeron el jueves la Organización Panamericana de la Salud y la Comisión Económica para América Latina y El Caribe.

En toda la región, incluyendo a Estados Unidos y El Caribe, se han registrado casi nueve millones de casos de coronavirus y cerca de 350.000 muertes, según información reportada por los países a la OPS. Cerca de la mitad de los casos —más de 4,5 millones— corresponden a Latinoamérica y la otra mitad a Estados Unidos.

No es sorprendente que una pandemia de esta magnitud haya desatado una triple crisis en nuestra región”, expresó la directora de la OPS, Carissa Etienne, en una conferencia de prensa virtual conjunta con la secretaria ejecutiva de Cepal, Alicia Bárcena. “Hace estragos en nuestros sistemas de salud, fractura nuestra protección social y desestabiliza nuestra economía”, dijo la funcionaria tras destacar que los gobiernos necesitan implementar políticas interdisciplinarias.

Las declaraciones de Etienne tuvieron lugar el mismo día en que ambas organizaciones difundieron un informe en el que instan a los gobiernos de la región a tomar medidas urgentes para evitar una crisis humanitaria y alimentaria en la región.

El informe “Salud y economía: una convergencia necesaria para enfrentar el covid-19 y retomar la senda hacia el desarrollo sostenible en América Latina”, destaca que no puede haber recuperación económica si no se controla la pandemia, y pide a los países que aumenten el gasto fiscal para controlar el brote y favorecer la reactivación y reconstrucción económica.

Ambas organizaciones consideran que la salud es un tema prioritario, y su cuidado es un derecho humano al que toda la población debe tener acceso.

/gap