En estos momentos, en que estamos todos en una situación anormal, con esta epidemia, la mayoría de las personas no pueden seguir trabajando, y por lo mismo, lo primero que se recuerda es que los dineros ahorrados por años, se encuentran en las AFP, sin embargo, éstos no pueden ser retirados.

Dicho lo anterior, los fondos previsionales, están a la baja, por toda esta incertidumbre que genera la situación sanitaria, donde todos estamos expuestos a enfermarnos, y por lo mismo se toman medidas drásticas y de cuarentena para evitar más contagios.

Por lo mismo, no estamos en un buen momento para tomar la decisión de pensionarnos, porque las inversiones han caído, y ello también repercute en los ahorros previsionales. Mi consejo es esperar el momento oportuno, a no desesperar, así como vivimos la situación del estallido social, donde también hubieron rentabilidades negativas, posteriormente éstas se recuperaron y son situaciones puntuales, por lo que hay que tener paciencia y tener una buena asesoría previsional.

La Superintendencia de Pensiones, ha decretado algo muy positivo y esperado por mucho tiempo, como es que, cuando se realice el trámite de pensión, estos dineros pasen a una cuenta corriente, y de esa manera, no estarán sujetos a los cambios de las rentabilidades en el proceso mientras se pensiona. Me parece una medida muy acertada y en protección para las personas para que no se vean afectadas por situaciones especiales.

Todos esperamos que esta pandemia, termine lo más rápidamente posible, pero por ahora, lo más importante es proteger nuestra salud y ya habrá tiempo para pensionarse, y además que no tiene sentido hacerlo ahora ya que es asumir las pérdidas de los ahorros que tanto cuesta reunir, a través de años de esfuerzo. Ya vendrán mejores momentos y cuidemos nuestros ahorros previsionales que serán nuestro único ingreso seguro y para toda la vida.

Margot Guerrero Bruner

Asesora Previsional

Corredor de Seguros

www.margotpensiones.com

/gap