La crisis del coronavirus tiene encerrados en sus casas a cientos de millones de personas de todo el mundo. Chile no es una excepción y muchas calles están vacías y solo se ve a quienes van al supermercado o a la farmacia, quienes bajan a su mascota a hacer sus necesidades o quienes siguen teniendo que ir a trabajar por pertenecer a uno de los considerados como sectores imprescindibles (sanitarios, alimentación, prensa, etc.).

Ese confinamiento obligatorio tiene muchas consecuencias, pero una de las más importantes es que estamos comiendo de más: los chilenos hemos comenzado a cocinar con ahínco y los bizcochos, magdalenas y todo tipo de postres han dejado, de repente, de tener secreto para nosotros. Es una buena manera de mantener entretenidos a los niños, pero nuestra figura lo puede sufrir en primera persona.

Una buena parte de la sociedad confinada es consciente de que en este mes largo sin apenas salir de casa se van a coger algunos kilos. Incluso circulan memes por las redes sociales sobre el sobrepeso provocado principalmente por dos factores: el exceso de comida y la ausencia de deporte. Pero como no todo son malas noticias, aquí te vamos a explicar cómo combatir este problema con cinco trucos para adelgazar durante la cuarentena.

Adelgazar en cuarentena

Son muchos quienes apenas se han quitado el chándal o el pijama desde que comenzó el confinamiento. Pero deberían hacer la prueba y ponerse los vaqueros, trajes o vestidos habituales de vez en cuando: es la mejor manera, si no se quiere uno someter al dictamen de la báscula, de detectar si ha habido un aumento del peso que no se esperaba.

Ese aumento es producto de que se consumen menos calorías que antes, por lo que el primer truco para adelgazar será controlar la ingesta de calorías. Evidentemente, es posible hacer deporte dentro de casa, pero no nos engañemos: no es lo habitual. Por eso es momento de poner freno a las excursiones a la despensa o al frigorífico y tener más claro que nunca lo importante que es comer bien si no queremos seguir ganando peso en las próximas semanas.

El segundo truco consiste en probar el ayuno intermitente. Para quienes no lo conozcan, se puede hacer de varias maneras, aunque hay dos muy comunes: el ayuno 5:2 que consiste en restringir el consumo de calorías 2 días a la semana hasta menos de 1000 calorías diarias; o el ayuno 16:8, que se trata de establecer una ventana de 8 horas (o las que se estimen necesarias) durante las cuales se come normalmente, pero hacer ayuno el resto del día. En ambos casos, son dos de los métodos más de moda para adelgazar.

Aunque no se pueda salir a la calle eso no significa que no se haga deporte: hay multitud de posibilidades en el interior de nuestra casa

El siguiente truco puede parecer poco útil, pero es muy interesante. Se trata de llevar puesta una pulsera de actividad o un reloj inteligente que grabe toda nuestra actividad física diaria, aunque estemos encerrados en casa, y nos recuerde que cada hora debemos levantarnos y darnos un paseo o hacer algún ejercicio para no pecar de un exceso de sedentarismo.

El deporte es necesario

Si queremos perder peso o, por lo menos, no ganarlo durante el confinamiento, hacer deporte es imprescindible. Y lo mejor que se puede hacer es ejercicios de alta intensidad o HIIT, una forma de practicar deporte sin salir de casa y quemar muchas calorías en poco tiempo. Para hacerlo solo necesitarás algunas pesas que tengas en casa, kettlebells, máquinas de andar, etc. Hay multitud de planes de entrenamiento en la red para elegir el que mejor se adapta a nuestras necesidades.

El último truco para adelgazar es utilizar una báscula inteligente. No solo nos dirá el peso que tenemos, sino que también puede medir el gasto de energía, medir la masa muscular o el porcentaje de grasa corporal, etc. Todos los datos que aporte son muy útiles cuando se trata de mantener a raya la ingesta de calorías para cuidarnos y no engordar más de lo debido.

Pero, además de estos trucos, siempre es importante beber mucha agua ya que ayuda a activar el metabolismo y provoca que nos sintamos más llenos, haciéndonos comer menos. Y no nos olvidemos de no picar entre horas alimentos que boicoteen nuestro proceso: si hay hambre entre comidas elige frutos secos, barritas suplementarias bajas en calorías o fruta.

Plantearse esta situación como un desafío personal puede ayudarnos a llegar al final del confinamiento con el mismo peso (o menos) que al comienzo

Con estos cinco trucos para adelgazar y el resto de consejos habituales, llegar al final del confinamiento sin haber destrozado la báscula es posible. Además, no olvides plantearte esta situación como un desafío a ti mismo: como dicen los compañeros de T3, tan importante es lograr adelgazar como no coger peso durante el tiempo que dure la cuarentena.

/psg