Esta mañana el ministro de Salud Jaime Mañalich se refirió sobre las medidas que se han tomado en el país con respecto a la pandemia del Covid-19 y a la estrategia de las cuarentenas parciales que se han comenzado a aplicar en distintas comunas de Chile.

Al respecto de este punto, la autoridad de Salud expresó que actualmente se están haciendo todos los esfuerzos para no recargar el sistema de salud y manejar el contagio del virus de la mejor manera. Según indicó, ahora además es importante detectar a aquellos que crearon inmunidad al Covid-19 y – como ya lo señaló ayer la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza – que las personas se contagien de manera progresiva.

“El destino de esto es que toda la población mundial se infecte, no hay ninguna manera de evitarlo a menos que exista una vacuna”, sostuvo el titular de la cartera de Salud.

“Tenemos que administrar la pandemia, dentro de lo difícil que resulte esa palabra, para lograr que no haya ningún momento – como sí ha ocurrido en Italia, como sí ha ocurrido en Nueva York, como si ha ocurrido en España – en que el número de contagios es de tal magnitud diario que genera una demanda en el sistema hospitalario que el sistema hospitalario no pueda resistir”, sostuvo.

“Y que significa al final que tienen que decidir cómo asignan las camas y dejar morir a quienes no puede de acuerdo a decisiones éticas…”.

Según indicó Mañalich, como país “no queremos llegar a eso”, y es por eso que se están utilizando otras estrategias, tales como las cuarentenas parciales, para poder lograr que la velocidad de los nuevos contagios “sea lo mas lenta posible”.

Cuarentenas totales

Sobre las solicitudes de algunos alcaldes que le han pedido que se decrete cuarentena total para sus comunas, el ministro indicó que esta medida es más bien extrema, y que “no saben” el daño que producirían estas medidas a su población.

“Porque la gente sufre, pasa hambre” agrega, además de que se produce un aumento de la violencia intrafamiliar.

Además, explicó el titular de la cartera de Salud, éstas no se debe prolongar demasiado, deben tener un inicio y un final, ya que en aquellos lugares que la decretaron de manera indefinida la gente no las cumple.

“Son medidas que pueden sonar bien”, explicó, pero que producen mucho daño en aquellos hogares en donde en pocos metros cuadrados conviven muchas personas.

En países como China en donde levantaron las medidas, indicó, sufrieron un rebrote de contagios producto e la llegada de personas que vienen de lugares en donde hubo casos, lo que los llevó a retomar las medidas, tales como la prohibición del ingreso de extranjeros.

Antes esto, señaló la autoridad, “hay un balance muy complicado que cuidar”, y que es “cómo lograr que el máximo de población en un periodo de 3-4 años – lo que dure esta pandemia – se haga inmune a la enfermedad, produciendo el menor sufrimiento desde el punto de vista de mortalidad y hospitalización posible”.

Medicamentos

Con respecto al uso de medicamentos para tratar a pacientes con Covid-19, como el uso de uno que se utiliza para la malaria, el ministro indicó que actualmente no hay ninguna evidencia que compruebe su efectividad.

“Hay que tener mucho cuidado a los cantos de sirena y con los intereses comerciales (de la industria farmacéutica)”, indicó, explicando que esos medicamentos son muy costosos y que por ejemplo, la evidencia tan prometedora que había surgido en un comienzo con el uso de hidroxiclororquina – medicamento que incluso fue comprado por Cenabast de manera preventiva – se han ido diluyendo.

/psg