España superó este sábado los 20.000 fallecidos por la pandemia de coronavirus, con 565 muertos en las últimas 24 horas, veinte menos que los reportados la víspera, anunció el gobierno español.

En su parte diario, el Ministerio de Sanidad informó de un total de 20.043 muertos hasta la fecha. Los casos confirmados ascienden a 191.726 y los curados a 74.662, casi 1.700 más que el viernes. “Estamos muy cerca de la desescalada, pero tenemos que seguir evaluando”, sostuvo Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias.

El Ministerio, de acuerdo a lo que consignó el periódico El País, está actualizando los datos de la serie histórica, después de que el Gobierno español exigiera a las comunidades autónomas homogeneizar la forma en la que informan las cifras.

Por su parte, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, sostuvo que en otoño tampoco habría “eventos multitudinarios en España” porque “posiblemente la situación no va a estar controlada totalmente y va a haber una posibilidad de rebrote” del coronavirus.

En otro orden, también este sábado el gobierno español anunció haber aumentado un 25% las tareas policiales de vigilancia contra la violencia de género, para proteger a mujeres obligadas a convivir con su agresor por el estricto confinamiento derivado del coronavirus.

“La Policía Nacional y la Guardia Civil han llevado a cabo un total de 83.341 acciones de vigilancia y protección sobre víctimas de violencia en los primeros 31 días de vigencia del estado de alarma”, indicó en un comunicado el Ministerio del Interior.

El número de acciones es un 25% superior al mismo período del año 2019, y forma parte del “refuerzo de los planes de prevención y protección” a mujeres víctimas de violencia machista, añadió el comunicado.

Las actuaciones consistieron en 38.976 comprobaciones telefónicas, y 44.365 “acciones sobre el terreno de vigilancia y contra vigilancia, para la protección de las víctimas y la prevención de agresiones”, precisó el ministerio.

Desde hace más de 15 años, la lucha contra la violencia machista es una cuestión prioritaria en la política española. El país se dotó ya en 2004 de una ley integral pionera para combatir esta lacra social.

En lo que va de año, 18 mujeres murieron a manos de su pareja o ex pareja, según datos del gobierno. Catorce de ellas convivían bajo el mismo techo con su agresor. Desde que empezaron las estadísticas en 2003, han muerto asesinadas 1.051 mujeres en España.

/psg