Esta mañana se dio a conocer en detalle la forma en que los funcionarios públicos volverán a sus labores de forma presencial, tal como lo solicitó el presidente Sebastián Piñera. Según explicó Alejandro Weber, director nacional del Servicio Civil, “los ministros de hacienda y de interior han dispuesto un instructivo que lo que hace es definir planes graduales de reincorporación de funcionarios públicos, continuando con la tendencia que hemos visto en las últimas semanas”.

La tendencia a la que se refiere Weber, es que desde el 16 de marzo, cuando se emitió el primer instructivo de teletrabajo para el sector público, hubo un 65% de la fuerza laboral trabajando remoto. Con el paso de las semanas, con la reincorporación gradual al trabajo en diferentes oficinas de repartición pública, ésta bajó a un 50%. Es decir, ya se registra un regreso paulatino.

“Entendemos a que algunos puedan asustarse -aseguró Weber-. Pero el llamado es a no tener temor. Estamos en contacto permanente con la ANEF”.

Según Weber cada jefatura de servicio debiera definir su modalidad de regreso. Respecto a plazos, señaló que se espera “al finalizar el mes de abril los servicios públicos estén en la mayor capacidad posible de atención presencial”.

Sin embargo, de este regreso quedarán excluidos los mayores de 70 años, las embarazadas, las personas que inmunodefinidas y quienes padecen enfermedades de riesgo.

La decisión del gobierno de adelantar al lunes el regreso al trabajo presencial, generó la reacción del presidente de la ANEF, José Pérez, quien aseguró que “hoy día no están dadas las condiciones para llegar y volver al trabajo”. Por ello llamó a los funcionarios públicos a “no presentarse” a sus puestos de trabajo, a modo de protesta.

/psg