Sigue generando controversia la decisión de reabrir gradualmente el comercio, en medio de la pandemia del Covid-19. Este fin de semana lo hizo el Mall Plaza del Sol de Quilpué y se espera que durante los próximos días, otros establecimientos lo sigan haciendo.

Ante este escenario, el ministro Lucas Palacios, en conversación con radio ADN, salió a defender la decisión, y aseguró que el país está mirando la experiencia internacional para adoptar medidas como esta.

“Con este protocolo para reabrir los establecimientos comerciales estamos siguiendo el camino de lo que se ha venido implementando en países europeos con las condiciones sanitarias y permitiendo la apertura paulatina de ciertos recintos”, dijo la autoridad.

En esta línea, precisó que de ninguna manera el instructivo emanado del gobierno “significa una orden de reapertura inmediata de los centros comerciales”.

Palacios dijo que todavía no está definida la fecha para que se vayan abriendo los espacios en los determinados centros comerciales y los comercios en general, y que se espera que con ese protocolo “se vaya permitiendo la reapertura paulatina de ciertos recintos”.

El secretario de Estado explicó cada uno de estos recintos deberá adaptar este protocolo de acuerdo a su realidad productiva, con el fin de que no se produzca una reapertura desordenada de los centros comerciales, que termine por potenciar la propagación del virus.

“Lo que hemos hecho es imponer restricciones y exigencias desde el punto de vista sanitario, tanto para los recintos como para cada una de las tiendas y también exigencias para los mismos clientes”, agregó.

Asimismo descartó que hubiese existido un choque entre el ministerio de Economía y la Cámara Nacional de Comercio, dado que este último y casi en paralelo sacó un protocolo propio que avanzaba en esta misma dirección pero que no había sido coordinado con Economía. “Esto pasó de forma paralela, esto fue coincidencia, fue convergiendo todo”, dijo.

“Decisión apresurada”

Al ser consultado por la prontitud y pertinencia de la decisión de retomar las actividades productivas del país, considerando además que todavía Chile no alcanza el peak de contagio de la enfermedad, Palacios respondió que el gobierno lo que ha estado haciendo con toda esta serie de medidas, es precisamente anticiparse a futuros escenarios de tal manera que la implementación se pueda ir preparando con el debido tiempo.

Bajo esta lógica, explicó que lo fundamental frente a estas situaciones es que “las decisiones sean acertadas, comprendidas por todo el mundo, graduales en su implementación y sostenibles en el tiempo. Esta es una crisis sanitaria que es cambiante, y las medidas tiene que ser flexibles para reaccionar sobre la marcha”.

Un ejemplo que Palacios puso sobre la mesa sobre la flexibilidad que se debe tener ante una crisis cambiante, ha sido el sistema que se a aplicado con las cuarentenas, las que han sido levantadas u decretadas dependiendo del comportamiento que haya tenido el virus en esas zonas.

/psg