Una columna de la investigadora del Centro de Estudios Públicos (CEP), Sylvia Eyzaguirre, desató la denuncia que hoy hicieron ante Contraloría el diputado de la UDI, Osvaldo Urrutia y los concejales de Valparaíso también gremialistas Carlos Bannen y Luis Soto junto a la RN Ruth Cáceres, en la que acusan ilegalidad y falta de probidad en el último concurso público para la designación de directores de liceos locales de la comuna dirigida por el alcalde Jorge Sharp.

Según publicó la experta en Educación ayer en La Tercera, la Corporación Municipal de Valparaíso (Cormuval) llamó a este proceso, que considera 14 establecimientos, pese a que están ad portas de pasar a depender de los Servicios Locales de Educación y describió, además, una serie de vínculos de esta corporación con los docentes elegidos.

“Los encargados de entrevistar a los postulantes habían trabajado antes en la Corporación Municipal y curiosamente los postulantes electos tienen estrechas relaciones con el presidente del comunal de Valparaíso del Colegio de Profesores, que es ex marido de la actual directora del área de educación de la Corporación o directamente con la directora del área de educación, o vinculación política con el Frente Amplio”, planteó haciendo una dura crítica al bloque.

“En simple -agregó Eyzaguirre en su columna titulada “Acuso”- no quedó ningún postulante que no tuviera un vínculo de amistad con la directora del área de educación o vínculo político con el Colegio de Profesores o el Frente Amplio. De hecho, de los 14 directores en ejercicio, algunos de ellos con una trayectoria exitosa y reconocida a nivel nacional, sólo dos continuaron, no precisamente los con prestigio, sino los con contactos”, puntualizó.

Ante eso y acompañando otros antecedentes el diputados y los concejales presentaron hoy un requerimiento ante la Contraloría de Valparaíso en el que piden “un pronunciamiento formal sobre las irregularidades, arbitrariedades e ilegalidades cometidas y determinar las responsabilidades administrativas pertinentes y, en caso de ser necesario, derivar los antecedentes al Ministerio Público””.

En ese sentido, y siguiendo la línea denunciada por Eyzaguirre, en el requerimiento hecho por las autoridades locales aseguran que la mayoría de los directores electos (11) “tienen relación directa ya sea con Cormuval (Directora del área, Silvana Saez), el presidente del comunal del colegio de profesores, Marío Díaz, el Frente Amplio y la Alcaldía”.

Además dicen que no existía la factibilidad presupuestaria de la Corporación para llevar adelante el concurso considerando la deuda de $120 mil millones que tiene la entidad. Por lo que se solicita que se le oficie y explique el gasto de $3 millones por cada concurso, señalando quién tomó esta decisión.

Asimismo aseguran que la directora de Educación de la Cormuval y la psicóloga que realizó las entrevistas debieron inhabilitarse o abstenerse de participar en los procesos, la primera por ser ex esposa de uno de los seleccionados y la segunda por ser ex funcionaria de la entidad.

El diputado Urrutia calificó el proceso como “turbio” por los vínculos denunciados, resaltando que fue además “inoportuno” ya que esta designación debió quedar en manos de los Servicios Locales de Educación que deberían comenzar n a operar el próximo año.

“El proceso es turbio porque no respeta los procesos establecidos en la propia ley para las personas que deben integrar los comités de selección, para las personas que deben definir el perfil de cada uno de los cargos a ocupar. Resulta curioso que para cargos similares, los perfiles diseñados por la directora de Educación sean diametralmente opuestos sobre todo en materias de experiencia. Hay mucha suspicacia que debe ser aclarada por la Contraloría”, sostuvo.

/psg