El ministro de Hacienda, Ignacio Briones, se mostró confiado en que, tras anotar en 2020 su mayor contracción desde la crisis de inicios de los 80, la economía chilena repuntará el próximo año, y señaló que probablemente será necesario implementar subsidios al empleo para apoyar la reactivación de las empresas.

“Si hacemos las cosas bien, y creo que las estamos haciendo bien, debiéramos tener la capacidad de levantarnos firme el 2021”, dijo Briones en el marco de su exposición en un foro organizado por el Instituto Chileno de Administración Racional de Empresas (Icare).

Al respecto enfatizó que “estoy seguro de que vamos a salir bien de esto, somos un gran país”.

Tanto el gobierno como el Banco Central proyectan para este año una contracción económica de 2%, mientras que, de acuerdo a las estimaciones del FMI, la caída sería de 4,5%. Sin embargo, para el proximo año el organismo prevé un crecimiento de 5,3% frente al rango de 3,75% – 4,75% pronosticado por el Banco Central.

Respecto a la diferencia entre las estimaciones para este año del Banco Central y Hacienda con la del FMI el ministro reiteró que las cifras admiten mucha volatilidad debido a que la crisis generada por la propagación del coronavirus es evolutiva y dinámica.

Briones enfatizó la necesidad de equilibrar la protección de la salud con apoyar la recuperación económica. En este sentido sostuvo, tal como indicó en una entrevista con Pulso publicada el domingo, que “acá está en juego proteger la vida, pero también es fundamental proteger los medios para la vida”.

En este contexto, sostuvo que tanto en el retorno parcial a clases de los establecimientos escolares, así como de las empresas y el sector público se deben dar con la certeza de que es un entorno seguro, es decir, con la certeza de que se puede funcionar bajo ciertos protocolos sanitarios.

Nuevas medidas

El ministro dijo que con un décifit fiscal proyectado par 2020 de 8% del PIB el país se encuentra en la parte alta de lo que puede gastar, por lo que hay que hacer un esfuerzo mayor en la priorización de los recursos públicos.

Sin embargo afirmó que “de que van a hacer nuevas medidas van a haber”.

Briones dijo que si primero se implementó un bono y ahora se estableció un ingreso mínimo familiar, el próximo paso probablemente será un subsidio al empleo, el que se necesitará a para apoyar el reinicio de actividades de las empresas.

/psg