A las 13.08 horas de este miércoles, en La Moneda, la subsecretaria de Prevención del Delito, Katherine Martorell, explicó:

“La cadena de abastecimiento no se va a ver afectada. Hacemos un llamado profundo a todos los ciudadanos a ser responsables, a no aglomerar supermercados y farmacias, a esperar con tranquilidad en sus casas, porque tendrán la posibilidad de hacer todos los trámites que requieran”.

Katherine Martorell, subsecretaria de prevención del Delito

Pasaron 30 minutos y en el supermercado Jumbo, ubicado en Francisco Bilbao con Latadía, en Las Condes, había una fila kilométrica.

El Jumbo de Las Condes se sumó a la “fiebre” por abastecerse. Foto: Pedro Rodríguez

Las imágenes de los capitalinos agolpándose en distintos establecimientos, fundamentalmente de mercadería y combustible, daban cuenta de que la decisión de una cuarentena total en el Gran Santiago, a partir de las 22 horas de este viernes, donde residen 7.467.820 personas, causó tensión.

Al igual que lo que pasó el 25 de marzo, cuando el gobierno decretó la cuarentena total en siete comunas de la Región Metropolitana, la gente temió un eventual desabastecimiento.

Así como en el mencionado Jumbo de Las Condes, en Maipú también se pudieron observar largas filas de público tratando de comprar en el supermercado Líder, ubicado en el sector de El Abrazo de Maipú, justo una hora después del anuncio del confinamiento obligatorio.

El supermercado Líder de Maipú registró largas filas durante toda la tarde. Foto: Agenciauno

El que se haya decretado la cuarentena total no significa que los lugares de abastecimiento vayan a estar cerrados. Así lo subrayó después la propia subsecretaria Martorell, agregando que las diligencias que las personas necesitan hacer van a estar disponibles a través de los permisos correspondientes, mediante la Comisaría Virtual de Carabineros.

Sin embargo, habrá un cambio. El gobierno solo autorizará el ingreso a los mercados que abastecen de frutas y verduras a la ciudad, como La Vega Central o el Mercado Lo Valledor, a los distribuidores. La idea es evitar contagios. “La persona normal, el consumidor final que quiere llevar cosas a su casa, no va a poder ir a esos lugares”, destacó el intendente metropolitano, Felipe Guevara.

Durante toda la tarde, las mismas filas de usuarios se presentaron también en servicentros, farmacias y lugares financieros. Santiago este miércoles parecía acelerado, ansioso.

14 mil efectivos de FF.AA.

En tanto, los ministros del Interior, Gonzalo Blumel, y de Defensa, Alberto Espina, anunciaron que 14 mil efectivos de las FF.AA. y Carabineros se desplegarán por toda la región para fiscalizar el cumplimiento de la cuarentena, el toque de queda y otras medidas sanitarias.

Efectivos de las FF.AA., en la imagen en Recoleta, intensificaron los controles. Foto: Andrés Pérez

Blumel agregó que a las labores de fiscalización se sumarán los funcionarios municipales, luego de que Contraloría tomara razón del decreto de gobierno que buscaba entregarles más atribuciones en el control del cumplimiento de cuarentenas y de catástrofe. Desde Contraloría precisaron que estos funcionarios, sin embargo, no podrán controlar el toque de queda, hacer controles de identidad, ni nada ligado al orden público, pues “implicaría invadir la reserva legal” de sus labores.

Blumel también anunció que el gobierno puso discusión inmediata al proyecto de ley que aumenta las penas a quienes incumplen normas sanitarias.

/gap