El presidente del directorio de Quiñenco, Andrónico Luksic Craig, alertó este viernes que en Chile “se instaló una concepción que pone en duda el aporte privado”.

En su discurso ante los accionistas del holding, el empresario apuntó que los “difíciles momentos de la economía” durante 2016 afectaron el desempeño de las filiales en el país y que el alza en las utilidades fue impulsada desde el exterior.

Luksic recalcó que “en un clima de desconfianza nunca habrá fórmulas infalibles para salir adelante. (Eso) nos lleva a aceptar las nuevas reglas del juego”

“Es un hecho de que en el sector privado han habido errores, malas prácticas e incluso delitos, que han sido asumidos de forma pública y son perseguidos por las instituciones que corresponde. Sin embargo, estos casos no representan a la gran mayoría de los empresarios”, siguió.

Para Luksic, “debemos opinar y permitir que opinen de nosotros. Debemos buscar que los hechos se impongan a la posverdad y que el respeto supere a las descalificaciones”, sostuvo.

Escenario político


Sobre el año electora, el ejecutivo complementó con que “en este año, clave para el futuro del país, se nos exige ser doblemente responsable. La falta de participación de los procesos democráticos contribuye a debilitar a las instituciones, impactando también a la actividad privada”.

“Hay que conocer los programas de gobierno, elegir en función de las ideas y equipos. Sin dejarnos encantar por cantos de sirena”, enfatizó.

Reflexión ética


Finalmente, el directivo dijo que el “Estado debe ser más eficiente y modernizarse. El sector privado debe seguir trabajando por el crecimiento del país, el progreso de sus habitantes”.

“Es nuestra responsabilidad como directores y representantes de los accionistas exigirle a los ejecutivos en los cuales depositamos nuestra confianza velar por que las cosas se hagan bien, con estricto respeto por las leyes y la ética”, cerró.

/gap