Gabriel Mendoza es sin duda parte de uno de los capítulos más gloriosos de Colo Colo, la obtención de la Copa Libertadores de 1991, y sigue estando atento a lo que sucede con el club de sus amores.

Este miércoles se vivió un quiebre importante entre el plantel profesional y los dirigentes de Blanco y Negro debido a las rebajas de sueldos, y al nulo acuerdo al que llegaron ambas partes para ver este tema.

En conversación con EnCancha, el ‘Coca’ Mendoza dio su parecer, y criticó la decisión del plantel de rechazar estos descuentos.

¿Cómo has visto esta situación que vive Colo Colo, siendo tú un histórico del club?

Me sorprende la decisión que tomaron los jugadores, después de tener conocimiento de los antecedentes que se dieron, tanto a nivel dirigencial, las propuestas de la sociedad Blanco y Negro, y lo que propuso el plantel. Como colocolinos, como el equipo del pueblo, debimos haber dado una señal y somos los que alguna forma debemos pensar en la situación país, por la emergencia y lo que viven los chilenos.

¿Leíste la carta pública del plantel?

Leí la carta pública y también lo que propuso Blanco y Negro, a través de Harold Mayne-Nicholls y Anibal Mosa, y sin duda alguna los porcentajes que se estaban descontando eran un tema absolutamente entendible. Todos están pasando por lo mismo, todos los clubes grandes a nivel nacional, y creo que como Colo Colo debimos haber dado una señal, porque si no acepta este club, imagínate qué pasará con los clubes chicos.

¿Qué te pareció la frase de Anibal Mosa sobre que los jugadores le dieron la espalda al club?

Más que darle la espalda al club, le dieron una señal equívoca al pueblo de Chile. Colo Colo representa a la gente del pueblo, a la que le cuesta ganarse el pan. Yo no soy nadie para meterme en el bolsillo de nadie, pero cuando ganas sobre un millón de pesos, no te cuesta nada hacer un esfuerzo, ajustarse el bolsillo por lo que vivimos a nivel país. Además, a los que ganaban menos de un millón no se la hacen descuentos y en ellos había que pensar. Como Colo Colo debimos dar una señal potente a nuestro país habiendo aceptado esta propuesta.

Daniel Morón comparó lo que pasó con el plantel de la quiebra y habló de solidaridad. ¿Qué te parecieron sus dichos?

Estoy totalmente de acuerdo. En estas conversaciones, además, estaba gente de fútbol. Harold Mayne-Nicholls es pro jugador, Marcelo Espina fue referente al igual que Morón y estaban ahí. Si a ellos les sorprende la decisión del plantel, desde afuera se ve más feo todavía.

Esteban Paredes dijo que “es una empresa con mala administración, si fuera del pueblo, juego gratis”. ¿Cómo te lo tomas?

No voy a cuestionarlo, pero hay que asumir y hacerse cargo de sus palabras. Como hincha del club debieron haber aceptado por el bienestar de los trabajadores de Colo Colo. En el plantel hay jóvenes que, conociendo la interna, tiene su opinión, pero no van a poder irse en contra de lo que puedan decir los referentes. Pero yo no estoy de acuerdo con lo que dice el máximo ídolo de Colo Colo, tampoco me puedo mirar en los bolsillos de nadie. Uno debe decir que el país lo va a pasar mal, y que mejor que Colo Colo, el club que los apasiona, diga “nos ajustemos el cinturón, si no vamos a perder plata, porque del próximo año se recuperan esos dineros”.

¿Le ves pronta solución a esta crisis y traerá consecuencias cuando vuelva el fútbol chileno?

Claro que traerá consecuencias. No solo a nivel deportivo, sino que también distanciamiento. En los clubes debe existir un lineamiento y acá habrá un quiebre. A mí lo que ha pasado no me parece, el que gana de 3 millones para arriba, que es plata que muy pocos pueden acceder, hay que hacer un esfuerzo. Las sociedades anónimas son particulares, son empresarios destacados, y tienen dinero, pero hay que ver el costo que tienen mantener un club tan grande como Colo Colo, pensando que tiene trabajadores desde guardias a jugadores. Entonces estando en esta reunión con referentes como Morón y Espina, de verdad que me sorprende la decisión tomada por el plantel.

/Eduardo Mëndez Garín