La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que no existen evidencias suficientes para entregar el “pasaporte de inmunidad” o “certificado libre de riesgos” que han sugerido algunos gobiernos, los cuales podrían servir para dar cuenta que las personas ya están protegidas del virus causante del covid-19.

Al igual como lo ha manifestado en Chile el ministro de Salud, Jaime Mañalich, este documento se daría cuando un individuo ya tiene los anticuerpos necesarios para “prevenir la progresión a una enfermedad grave o la reinfección por el mismo virus”.

Según un comunicado, el organismo de la ONU “continúa revisando la evidencia sobre las respuestas de anticuerpos a la infección por SARS-CoV-2. La mayoría de estos estudios muestran que las personas que se han recuperado de una infección tienen anticuerpos contra el virus. Sin embargo, algunas de estas personas tienen niveles muy bajos de anticuerpos neutralizantes en la sangre, lo que sugiere que la inmunidad celular también puede ser crítica para la recuperación”.

“A partir del 24 de abril de 2020, ningún estudio ha evaluado si la presencia de anticuerpos contra el SARS-CoV-2 confiere inmunidad a la infección posterior por este virus en humanos”, añade la declaración.

Además, afirma que “las pruebas de laboratorio que detectan anticuerpos contra el SARS-CoV-2 en personas, incluidas las pruebas de inmunodiagnóstico rápido, necesitan una validación adicional para determinar su precisión y confiabilidad”.

Por otro lado, la declaración dice que “las pruebas de inmunodiagnóstico inexactas pueden categorizar falsamente a las personas de dos maneras. La primera es que pueden etiquetar falsamente a las personas que han sido infectadas como negativas, y la segunda es que las personas que no han sido infectadas están falsamente etiquetadas como positivas”.

“Ambos errores tienen graves consecuencias y afectarán los esfuerzos de control. Estas pruebas también necesitan distinguir con precisión entre infecciones pasadas por SARS-CoV-2 y las causadas por el conjunto conocido de seis coronavirus humanos. Cuatro de estos virus causan el resfriado común y circulan ampliamente. Los dos restantes son los virus que causan el Síndrome Respiratorio del Medio Oriente (MERS) y el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS)”, advierte la OMS.

Otra consideración que hace el organismo es que “en este punto de la pandemia no hay evidencia suficiente sobre la efectividad de la inmunidad mediada por anticuerpos para garantizar la precisión de un ‘pasaporte de inmunidad’ o ‘certificado libre de riesgos’. Las personas que asumen que son inmunes a una segunda infección porque han recibido un resultado positivo pueden ignorar los consejos de salud pública”.

“Por lo tanto, el uso de dichos certificados puede aumentar los riesgos de transmisión continua. A medida que se disponga de nuevas pruebas, la OMS actualizará este resumen científico”.

El caso de Reino Unido

De acuerdo a lo informado por CNN, en el Reino Unido, el secretario de Salud, Matt Hancock, quien acaba de salir del autoaislamiento después de dar positivo por covid-19, sugirió que los británicos que tuvieron el virus podrían recibir un certificado, que ya ha sido apodad como un pasaporte de inmunidad.

“Estamos viendo un certificado de inmunidad, cómo las personas que han tenido la enfermedad, tienen los anticuerpos y, por lo tanto, tienen inmunidad, pueden demostrarlo y regresar lo más posible a la vida normal”, señaló.

Más tarde, en la BBC, dijo que podría tomar la forma de una pulsera.

/psg