Apoyar a los pescadores de manera concreta frente al negativo impacto de la pandemia del Covid-19 sobre la actividad artesanal es el propósito de una Agenda de seis puntos definida por el Gobierno del Presidente Sebastián Piñera.

La ejecución de la Agenda implica una inversión pública de aproximadamente $3.500 millones, y será ejecutada por tres instituciones dependientes del Ministerio de Economía, Fomento y Turismo: Subpesca, Sernapesca e Indespa.

Al dar a conocer la iniciativa, el Subsecretario de Pesca y Acuicultura, Román Zelaya detalló que una de las acciones considera la entrega – por una vez- de un aporte solidario de $150.000 a un total de 20.647 pescadores y pescadoras, pertenecientes al 40% más vulnerable de la población, el que se pagará a fines de mayo.

Las demás medidas se relacionan con la entrega de mil nuevos equipos de trabajo a mujeres algueras, el financiamiento de transporte para productos de pescadores, disposiciones que facilitan las tareas del sector -tomando en cuenta las actuales dificultades-, y la reasignación de 500 nuevos cupos para que el sector artesanal capture un recurso de alta demanda: la reineta.

Los pescadores de las distintas regiones han podido operar solo de modo parcial desde el inicio de la contingencia sanitaria, y sus ventas han disminuido, como consecuencia de una menor demanda. Lo anterior ha generado una caída en sus ingresos, sin que haya aún certeza sobre cuándo el sector podrá retomar su normal ritmo de trabajo.

/psg