“Los recientes incidentes en Francia, Rusia, Suecia y el Reino Unido demuestran que el EI, Al Qaeda y sus filiales tienen la capacidad de planear y ejecutar ataques terroristas en Europa”, indica una alerta de viaje emitida por el Departamento de Estado de EE.UU.

“Aunque los Gobiernos locales mantienen sus operaciones antiterroristas, este Departamento sigue, aún así, preocupado por el potencial de futuros ataques terroristas”, añade la nota.

La alerta de viaje, que estará en vigor hasta el 1 de septiembre de este año, es la última de una serie de advertencias respecto al riesgo de viajar a Europa que el Gobierno estadounidense comenzó a enviar a sus ciudadanos a partir de los ataques terroristas en París en noviembre de 2015 y en Bruselas en marzo de 2016.

No obstante, esta advertencia rebaja el tono respecto a la última alerta de viaje, emitida en noviembre pasado y que advertía del riesgo “acentuado” de atentados en Europa en la temporada navideña.

La advertencia actual, espoleada por el ataque de Londres en marzo, y los de Estocolmo y París en abril, señala simplemente que “continúa” el riesgo de atentados en el continente y pide a los estadounidenses allí que se mantengan atentos a sus alrededores.

“Los ciudadanos estadounidenses siempre deberían estar alerta, dada la posibilidad de que simpatizantes de terroristas o extremistas auto radicalizados puedan llevar a cabo ataques sin aviso previo”, señala la alerta de viaje.

REUTERS/Benoit Tessier

REUTERS/Benoit Tessier

“Los extremistas siguen centrándose en lugares turísticos, centros de transporte, centros comerciales o mercados, e instalaciones gubernamentales. Además, los hoteles, clubes, restaurantes, lugares de oración, parques, actos de alto perfil, instituciones educativas y aeropuertos siguen siendo ubicaciones para posibles ataques”, apunta.

Por tanto, los estadounidenses “deben ejercer una vigilancia adicional en estas ubicaciones y otras similares, en particular en la estación de viaje veraniega, cuando puede haber grandes multitudes”, agrega.

(Reuters)

(Reuters)

El Departamento de Estado les pide estar atentos a la información de los consulados locales y recuerda que los terroristas pueden emplear “varias tácticas, incluidas las armas de fuego, explosivos, el uso de vehículos para embestir (a la multitud) y armas afiladas que son difíciles de detectar antes de un ataque”.

Estados Unidos, por su parte, seguirá “compartiendo información” con sus socios europeos para ayudar a “desmantelar planes terroristas, identificar y tomar medidas contra posibles” atacantes, y “fortalecer las defensas contra posibles amenazas”.
IMAGE 2017-05-01 17:19:51

/gap