¿Cómo de alta o baja se encuentra tu libido a estas alturas de la cuarentena? Tal vez empezaste este proceso de aislamiento demasiado motivado y poco a poco tu apetito sexual haya ido decayendo a lo largo de las semanas, o al contrario. En realidad, el hecho de pasar tanto tiempo encerrados puede acabar produciendo episodios frecuentes de estrés en los cuales no se suele pensar en sexo, aunque hay personas que ven el acto sexual como una acción que disminuye la ansiedad.

Ya estés soltero o en una relación de pareja durante esta cuarentena, no tienes excusas para poder disfrutar del placer erótico. El amor pasional hacia otras personas puede expresarse de múltiples formas, tanto individuales como con tu amigo o amiga especial. “Explorar la sexualidad puede ser una tarea placentera y de gran ayuda de cara a reducir la ansiedad”, reconoce Carol Queen, una experta sexóloga en ‘The New York Post’.

Volver a ver a otras personas supondrá un aumento general de la libido. Será como volver a tener una cita después de mucho tiempo

¿Cómo estimular el placer sexual en plena época de crisis sanitaria, en la cual se nos exige como medida de prevención el distanciamiento social y con nuestro seres queridos? En realidad, hay muchas maneras: tanto de forma telemática si es el caso de no poder estar acompañado de la persona a la que deseas, como de forma presencial si tienes suerte y el encierro te ha pillado con tu media naranja.

En primer lugar, lo más sencillo en tiempos de distanciamiento social es practicar el onanismo libre y privado. “La masturbación nos ayuda a entender más nuestro propio placer, y sobre todo del hecho de que no necesariamente tiene que provenir de otra persona”, explica Queen. “Nos puede mostrar el aprecio que sentimos por nosotros mismos. Realmente, es sorprendente lo mucho que puedes aprender de tu sexualidad si cada vez que lo practicas consigues tener orgasmos mejores y más intensos”.

Uno de los aspectos que más destaca la sexóloga es el momento del fin de la cuarentena. El hecho de volver a ver a otras personas supondrá para muchos una liberación que se verá reflejada en un aumento de la libido, pero también puede producir situaciones de estrés al habernos desacostumbrado al contacto social. En este sentido, será como volver a tener una cita después de mucho tiempo. Pero no hay que mantenerse oxidado en el arte del ligar, y aunque no podamos llevarlo a la práctica por cuestiones obvias, será importante mantener el ánimo bien arriba, ya que la seguridad y confianza en uno mismo son una de las mayores garantías del éxito a la hora de flirtear con otra persona.

Diferentes opciones

Para aquellas parejas que han visto una disminución de su frecuencia sexual durante esta cuarentena, Queen aconseja que apuesten por nuevas formas de conectar y de subir la libido. Sin ir más lejos, el lenguaje picante en las conversaciones cotidianas puede ser un aliciente para ir corriendo al dormitorio. “Hazlo sugestivo más que grosero”, recomienda la sexóloga. Lo más importante es innovar: “La gente se suele quedar atascada en viejas fórmulas que ya no funcionan”, recuerda Queen. A la hora de probar cosas nuevas, también podéis apostar por objetos eróticos (el éxito del Satisfyer está garantizado) o juegos picantes que también hagan romper esa rutina sexual en la que estáis instalados.

Pasar mucho tiempo pendiente del teléfono móvil no es bueno, por lo que será mejor fijar una serie de horas al día para hablar y tener vuestro momento

Otra cosa que podéis probar es ver cine porno juntos. Además de pasar un buen rato entre risas, os permite investigar en fantasías o fetiches que tenéis en común y que ni siquiera sabíais. Y, sobre todo, la creación de ambientes propicios para la pasión: una ducha compartida, unas velas en la habitación o la música que más os ponga a tono. Como siempre, lo más importante es mantener una comunicación sincera y sana. No solo en el sexo, sino para cualquier otro asunto de pareja. Esto es más difícil en el caso de vivir separados durante todo lo que dure la cuarentena. Del mismo modo, tener una buena comunicación tampoco quiere decir que sea constante. Pasar mucho tiempo pendiente del teléfono móvil puede agobiar a la otra persona, por lo que será mejor fijar una serie de horas al día para hablar y tener vuestro momento.

En definitiva, si de algo disponemos en esta cuarentena es de tiempo para disfrutar en la medida de lo posible, sobre todo en estos momentos tan duros en los que, si aún no nos ha afectado directamente la crisis sanitaria del coronavirus, solo podemos estar más que agradecidos de estar sanos junto con nuestros seres queridos. Y ante todo, que no disminuya la pasión ni las ganas de vivir.

/psg