Carnet Covid, pasaporte inmunitario, carnet de alta. Durante la incubación de la idea del gobierno de crear un documento que acreditara que una persona padeció el nuevo coronavirus, se debatió cuál sería el nombre definitivo que tendría este documento.

Finalmente se consensuó que su nombre sería “carnet de alta”. Pero lo que nunca logró consenso fue su aplicación: desde el mundo científico, incluyendo la Organización Mundial de la Salud (OMS), la iniciativa fue desaconsejada.

Y pese a que este viernes el ministro Jaime Mañalich afirmó que “este carnet de alta se va a empezar a entregar este fin de semana en algunas regiones”, durante la entrega de las cifras del avance de la enfermedad este domingo, el ministro finalmente decidió suspender temporalmente su entrega, argumentando que su implementación podría generar discriminación.

“Se nos ha hecho ver que podría desencadenarse una discriminación bastante severa”, explicó el ministro.

Añadió que el razonamiento es que una persona con el carnet podría tener ciertos “privilegios” respecto a una persona que no lo tiene, como por ejemplo, “a la hora de ser contratado, ser recontratado en su trabajo, entrar a recinto públicos, etc.”.

Las primeras dudas

La entrega de este pasaporte ya había sido aplazado en abril por tres semanas, en medio de la polémica que despertó en algunos sectores su implementación.

La primera vez que Mañalich le puso fecha de debut a este carnet -que portarían quienes cumplieron la cuarentena y no tienen síntomas- fue el 16 de abril, cuando señaló que el lunes 20 de abril el documento estaría operativo. Aquello no ocurrió por problemas en el software a cargo del registro, según explicó.

/gap