Johnny Herrera atraviesa el duelo de la pérdida de su madre a causa del coronavirus, por eso sus testimonios apuntan siempre a cuidarse de este virus y no creer que se es inmune a el.

El arquero de Everton en conversación con Bienvenidos de Canal 13, confesó que tiene un gran miedo. “Mi señora es enfermera, y vuelve a la casa con incertidumbre, con el miedo que venga contagiada, la felicito y agradezco la labor que hace. A uno le da vueltas en la cabeza, pero es su trabajo”, aseguró el golero ante la atenta mirada de la Ministra Karla Rubilar, la que también estaba invitada al programa.

El golero además confiesa que “siguió trabajando por su vocación por el área de la salud. Yo estaba en completo desacuerdo que fuera a trabajar. Incluso antes de que muriera mi mamá. Pero cuando las ganas de ellas estaban no tengo mucho que decir. Cuando a ella le apasiona no tengo nada que hacer. Yo la felicito y que tome todas las medidas del caso”.

El Samurai asegura que “esto depende mucho de nosotros, de las medidas de resguardo, creo que le podemos hacer frente. Cuidarse uno mismo. Es preferible usar una mascarilla a quedar en una clínica entubado. Esto va a durar mucho y es un proceso largo, hay que aprender a convivir. Nos tocó vivir esta tremenda pandemia y tenemos que luchar para salir adelante”.

Johnny reitera que nadie se puede sentir al salvo de este mortal virus. “Hay gente que piensa que no les va a pasar nada, los jóvenes piensan que será sólo un resfriado. Pero si piensan así no lo hagan por ellos. Si se creen invencibles háganlo por los viejitos. Por sus abuelos”, cerró.

/gap