Aunque la palabra ‘orgasmo’ sea un término masculino, si buscamos en internet sobre el clímax sexual, la mayor parte de información que encontraremos será sobre el femenino. Algo completamente comprensible ya que durante años el placer de la mujer ha estado supeditado al del hombre y a día de hoy algunos no son capaces de hacer llegar a ‘la petite mort’ a sus parejas.

Si quieres saber cuál es la técnica perfecta para complacer a tu chica, este es tu artículo. Comencemos con datos temporales en lugar antes de pasar a la práctica. Coge el cronómetro, porque un nuevo estudio ha revelado el tiempo medio que necesita una mujer heterosexual para llegar al orgasmo: 13,46 minutos.

Las participantes en esta investigación, que ha sido publicada en el ‘Journal of Sexual Medicine’, usaron durante ocho semanas un cronómetro para medir el tiempo que les llevó llegar al clímax. Los investigadores solo incluyeron -en este grupo de 645 mujeres de 20 países- a heterosexuales que estaban en relaciones monógamas. Todas ellas tenían una edad media de unos 30 años.

Un nuevo estudio ha revelado que el tiempo medio que necesita una mujer heterosexual para llegar al orgasmo es de 13,46 minutos

Aunque existen hasta 12 tipos distintos de orgasmos femeninos, por desgracia para ellas, muchas veces los hombres solo se centran en la vagina. El problema, como muestra este estudio, es que la penetración rara vez era la mejor manera de hacer llegar al clímax a la mujer. Solo el 31,4% de las participantes llegó al orgasmo de esta manera. Eso significa que el 68,6% restante necesitaba alguna otra acción, como besarse, “morder” o tocar otras partes del cuerpo, según describen los expertos en su investigación.

La mejor postura

El estudio no solo analiza el tiempo medio que tardan las mujeres en llegar al orgasmo y la necesidad de explorar más formas de excitación que la penetración, también recoge cuál es la mejor postura para llegar a ‘la petite mort’. El 42,2% de las encuestadas señaló que lo más óptimo para ellas era estar encima de ellos.

La investigación se ha realizado en un grupo de 645 mujeres heterosexuales de 20 países que se encontraban en relaciones monógamas

Teniendo en cuenta esta preferencia te podemos recomendar la postura de la amazona. Requiere cierto esfuerzo y flexibilidad, pero merece la pena. Vamos allá: debes acostarte boca arriba, con la espalda apoyada en la cama y con las piernas dobladas, rodeándola. Ella se pondrá de cuclillas sobre ti.

Cabe destacar que en este estudio el estado de la relación (casadas o solteras) no influyó en el tiempo que tardaban en terminar. Pero sí que existen otros factores que también pueden afectar al orgasmo como han demostrado otros estudios que apuntan directamente a que -contrariamente de lo que se piensa- el uso de calcetines durante el acto pueden aumentar el placer.

Cómo hacer que tu pareja llegue al orgasmo

Cada persona es un mundo y no todas las mujeres tiene por qué disfrutar igual, pero el cunnilingus puede ser una bomba de placer. Si lo haces bien, hay un 80% de posibilidades de que ella llegue al orgasmo, de acuerdo con los sexólogos del Instituto Masters & Johnson.

Una vez que hayas acabado con el sexo oral, que tiene que durar por lo menos cinco minutos, pasarás al coito. Evita los golpes profundos; en su lugar prueba la técnica de alineación coital. Para hacerla, comienza en el misionero clásico y luego retrocede para que la base de tu pene descanse sobre su clítoris. Sujeta los pies contra el pie de la cama y oscila hacia atrás y hacia adelante en lugar de empujar. Tu pene masajeará así suavemente su clítoris.

/psg