El Banco Central Europeo (BCE) prevé un retroceso de entre “5 y 12%” del Producto Interior Bruto (PIB) de la zona euro este año, debido a las consecuencias económicas de la pandemia del nuevo coronavirus, anunció este jueves.

Esta violenta recesión se verá seguida de una “reactivación” económica en cuanto las medidas de confinamiento se vayan flexibilizando poco a poco, pero “la velocidad y la magnitud” de esta recuperación son “muy inciertas”, añadió la presidente Christine Lagarde.

“La zona euro se enfrenta a una contracción económica de una magnitud y una velocidad nunca vistas en tiempos de paz”, subrayó.

En el primer trimestre, el PIB de la zona euro ya registró un retroceso histórico del 3,8%, según datos difundidos el jueves.

“Vista la incertidumbre que rodea el impacto económico (de la pandemia), las previsiones del BCE estiman que el PIB podría reducirse entre 5 y 12% este año”, dijo Lagarde.

Además, el BCE mantuvo este jueves sin cambios su principal tasa de interés y manifestó estar “dispuesto” a reforzar sus compras masivas de deuda decididas en marzo para atenuar las consecuencias económicas de la pandemia de covid-19.

Tras un serie de medidas adoptadas hace algunas semanas frente a esta doble crisis sanitaria y económica, el BCE flexibilizó aún más sus operaciones de financiación destinadas a los bancos, con condiciones muy favorables para estimular la distribución de créditos.

Para las próximas oleadas de préstamos gigantes, escalonados desde junio de 2020 hasta junio de 2021, ya anunciadas en marzo, la institución guardiana del euro bajó de -0,75% a -1,00%, la tasa que aplicará a los bancos en el caso más favorable, o sea, si esta liquidez es utilizada para apoyar a las PYMES fragilizadas por la crisis.

/psg