El Inter de Milan no está dispuesto a facilitar la salida de una de sus grandes estrellas. El argentino Lautaro Martínez, a sus 22 años, es uno de los delanteros de moda, y el gol se paga. Su contrato incluye una cláusula de rescisión de 111 millones de euros que se activará en los primeros días del mes de julio.

Precisamente, en base a ese precio el equipo italiano fija sus pretensiones. Las últimas informaciones que llegan desde Italia, según Sportmediaset, apuntan a que el equipo nerazurro apunta alto. Quiere una elevada suma de dinero, y propone que dos jugadores entren en la operación.

Si el FC Barcelona quiere a Lautaro, deberá tratar de acercarse a las altas pretensiones del Inter. Está dispuesto a que el argentino deje Milán a cambio de 90 millones de euros más el traspaso de Arturo Vidal y la cesión de Antoine Griezmann por una temporada.

En estos términos, la operación es inviable. El Barça está dispuesto a desprenderse de Arturo Vidal, que está en el mercado. Fichado en verano de 2018, pagó por el chileno 19 millones fijos más 3 en variables. Y tiene contrato hasta 2021. A pesar de no ser un centrocampista del perfil habitual del equipo azulgrana, se ha convertido en importante por su carácter, entrega y llegada al área.

Diferente es la situación de Griezmann. Es el fichaje más caro de la temporada, por quien se han desembolsado 120 millones de euros. Y, por el momento, no entra en los planes su salida tras apenas una temporada de azulgrana. Además, su sueldo de 17 millones anuales, puede ser un impedimento, ya que es un salario que multiplicaría el del mejor pagado del equipo.

El Inter, además, rastrea el mercado en busca del sustituto de Lautaro. Entre los candidatos están Pierre-Emerick Aubameyang (Arsenal), Timo Werner (RB Leipzig) y Edinson Cavani (PSG).

/Eduardo Méndez Garín