Lucas Alario marcó un gol en el triunfo como visitante de Bayer Leverkusen ante Saarbrücken, de la cuarta división. Fue goleada por 3 a 0 para sellar el pase a la final de la Copa de Alemania. El ex delantero de River y Colón de Santa Fe fue titular anotó el segundo del Bayer Leverkusen. Lo hizo luego de un error defensivo a los 19 minutos del primer tiempo.

El mediocampista Exequiel Palacios, también ex Millonario, tuvo sus primeros minutos en el Leverkusen desde la vuelta a la actividad en medio de la pandemia de coronavirus. La Joya ingresó a los 25 minutos del complemento en reemplazo del chileno Charles Aranguiz. El francés Moussa Diaby (PT 11m) abrió el marcador en el estadio Hermann-Neuberger-Stadion de Sarre, sin público por el COVID-19, y el alemán Karim Bellarabi (ST 13m) cerró la goleada.

El comienzo del partido reflejó ya lo que iba a ocurrir en el campo. El Saarbrücken cerró sus filas atrás y buscó el contragolpe con pelotazos largos, mientras el Leverkusen intentó lastimar. El primer remate del Bayer llegó en el minuto 6 por medio de Kerim Demirbay, que disparó desde fuera del área y un defensor desvió la pelota a tiro de esquina. Un minuto después, el Saarbrücken respondió mediante un contragolpe peligroso que Tapsoba cortó con una falta que le valió la tarjeta amarilla.

Lucas Alario celebra su gol para el Bayer Leverkusen, que goleó al FC Saarbruecken y se clasificó a la final de la Copa de Alemania (REUTERS)

Lucas Alario celebra su gol para el Bayer Leverkusen, que goleó al FC Saarbruecken y se clasificó a la final de la Copa de Alemania (REUTERS)

La igualdad se rompió en el minuto 11 cuando Moussa Diaby marcó con un remate dentro del área que pasó entre las piernas del meta Daniel Batz, tras un pase de Demirbay por encima de la última línea defensiva del Saarbrücken. El segundo gol llegó en el minuto 19 con un disparo de Lucas Alario, que aprovechó un rebote tras un centro de Demirbay desde la izquierda.

El Leverkusen controló la etapa y pudo irse al descanso con una ventaja más clara. Paulinho desperdició dos ocasiones. La hoja de estadísticas mostró una clara superioridad del Bayer, que tuvo un 84 por ciento de posesión de pelota y dio 431 pases de los que un 92 por ciento. La diferencia de categoría se notó claramente en el campo pese a que el marcador no era abultado y pese a la lucha del Saarbrücken, que se defendió con mucha disciplina.

En la segunda parte, el Saarbrücken salió más agresivo, adelantó sus líneas, plantó su defensa cerca de la raya central y generó incluso dos buenas llegadas en los primeros diez minutos. Fue una fase breve porque toda esperanza del equipo local se desvaneció en el minuto 57, cuando Kerim Bellarabi marcó el tercero para el Leverkusen. El Bayer tuvo ocasiones para más, pero Paulinho volvió a fallar dos veces desde una buena posición.

Bayer Leverkusen irá en busca de su segundo título en la Copa de Alemania, luego del logro de 1993, y jugará su cuarta final. La última vez ocurrió en el 2009 cuando perdió ante Werder Bremen por 1 a 0. La segunda semifinal se llevará a cabo este miércoles con el cruce entre el Bayern Münich, defensor del título, y Eintracht Frankfurt que cuenta entre sus filas al central argentino David Abraham. La final de la Copa de Alemania 2019-2020 se disputará el 4 de julio en el estadio Olímpico de Berlín.