El asunto de la transparencia de los datos sobre los positivos con coronavirus, volvió a la discusión pública a raíz de una carta viralizada en redes sociales, que este viernes 1 de mayo, publicó la Sociedad Chilena de Epidemiología. En esta se cuestionó el manejo de información enviada desde el Minsal a la Organización Mundial de la Salud respecto a un día específico, el miércoles 29 de abril, en que se registraron 770 casos, pero el organismo internacional en su website informó 520.

En el documento, el organismo señaló: “Nos parece sumamente grave que el ministro de salud siga reportando ante la Organización Mundial de la Salud solo los casos sintomáticos y no totalidad de casos confirmados”, a partir de la definición validada a nivel internacional que lo acota a las personas con confirmación de laboratorio, independiente de los síntomas.

El aludido, el ministro Jaime Mañalich, respondió al emplazamiento esta mañana. “[La carta] comete un grave error”, aseguró. “Porque se refiere al informe de la OMS, que mira a la pagina web chilena (…) lo que hacen es mirar nuestros datos y copiarlos, con un retraso de 24 horas”.

“La avisamos a la OMS que el dato [los 520 casos] que había expuesto en su pagina era incorrecto”, agregó el secretario de estado.

Mañalich también fustigó el cuestionamiento. “Lamento la mala fe de esa carta, porque induce la mala fe decir que aquí se esta manejado sin transparencia la información”.

Los datos de la discordia

En la semana, el Instituto Milenio Fundamentos de los Datos (IMFD), congeló su participación en la mesa de datos COVID-19, que asesora al gobierno, con fuertes críticas al rol del gobierno -y en particular del MINSAL- precisamente, en la disponibilidad de información.

“Pareciera ser que la repercusión política que podría generar el hacer ciertos procesos auditables por la ciudadanía, se antepone al objetivo fundamental de enfrentar la pandemia con las mejores herramientas de las que disponemos, llevándonos a tener a científicos, expertos y la ciudadanía sin poder contar con datos importantes. Y esto es un problema que va más allá de la autoridad sanitaria, creemos que está arraigado en nuestra falta de cultura de datos abiertos”, se lee en la carta revelada en el sitio web del Instituto.

Al respecto, el ministro de ciencia, Andrés Couve, lamentó la situación. “Respecto a la decisión de dos investigadores del Instituto Milenio Fundamentos de los Datos de congelar su participación en la Submesa de Datos, creada al alero de la Mesa Social Covid19, agradecemos su participación y lamentamos que se resten del proceso”.

/psg