El ministro del Interior, Gonzalo Blumel, anunció este domingo que el Gobierno se querellará contra el organizador y los asistentes de la fiesta desarrollada en Maipú, donde se reunieron cerca de 400 personas.

El secretario de Estado señaló que “esa actividad es un reflejo patente de la estupidez humana. Organizar una fiesta en medio de una pandemia poniendo en riesgo a tantas personas es simplemente, no sólo un hecho de irresponsabilidad, sino que puede constituir un acto criminal”.

“No sólo es una acción irresponsable sino que esas personas, y en particular los organizadores, están cometiendo un delito gravísimo en tiempos de pandemia”, agregó.

Dado los hechos, el ministro anunció que “como ministerio del Interior y Seguridad Pública, nos vamos a querellar durante el día de hoy, contra el organizador que fue detenido por Carabineros. También, quiero valorar el trabajo de Carabineros para detener, e interrumpir, esta irresponsabilidad, esta estupidez en realidad, esa fiesta en Maipú, en Camino a Melipilla”.

“Junto con querellarnos contra quienes organizaron este evento, también vamos a perseguir las responsabilidades de quienes asistieron porque ellos sabían que estaban vulnerando expresamente una norma sanitaria, que es la que impide reunirse, en primer lugar en actividades donde hay más de 50 personas, y en segundo lugar vulnerando las normas del toque de queda”, sostuvo.

Asimismo, Blumel indicó que “nosotros vamos a ejercer todas las acciones legales y todas nuestras facultades para poder establecer el máximo rigor de la ley contra quienes cometieron esta estupidez gigantesca”.

Además, reiteró que “aquí están poniendo en riesgo la vida de las personas. Esto no es un juego, es un pandemia de las más graves que hemos tenido en un siglo y nuestro país está haciendo una lucha gigantesca”.

/psg