El Servicio Nacional de Menores (Sename) confirmó la renuncia su directora, Susana Tonda.

La ingeniera comercial y ex directora del Hogar de Cristo comunicó su decisión a los funcionarios del servicio pasadas las 10:30 de esta mañana, asegurando la principal razón para presentar su renuncia “indeclinable” fue la falta de confianza de parte del ministro de Justicia, Hernán Larraín.

“Tal como lo señalo en mi carta de renuncia al ministro de Justicia, la principal razón que tuve para tomar esta decisión es que, dado los acontecimientos de los últimos días, me ha quedado claro que no cuento con la confianza de mi jefatura directa, lo cual es imprescindible para ejercer un cargo como este, más aún considerando los tremendos desafíos en los que estamos empañados”, sostuvo Tonda.

La decisión de la ahora ex directora ocurre a días de la polémica generada por el convenio entre la Agencia Nacional de Inteligencia (ANI) y el Sename, el cual terminó por quedar sin efecto.

El acuerdo fue rechazado por la Defensoría de la Niñez, que incluso recurrió a los tribunales para frenarlo, y por el Consejo para la Transparencia que aseguró que sobrepasa la garantía constitucional de la protección de datos de niños, niñas y adolescentes.

“Entiendo que es posible tener opiniones técnicas distintas, incluso cometer errores, pero dudar o insinuar una duda pública por pequeña que sea, respecto a la intención de la búsqueda permanente del bien superior de los niños y niñas, sencillamente no me ha sido posible aceptar”, acotó en la misiva interna.

Tonda lamentó no poder finalizar el periodo correspondiente, pero acotando que “me asiste tranquilidad de haber avanzado de manera relevante en una reforma estructural del Sistema de Cuidados Alternativos, 13 residencias familiares ya son una realidad en reemplazo de los Cread, un modelo de cuidado masivo e impersonal que como Estado no es posible justificar”.

/psg