El defensa de Universidad de Chile Diego Carrasco y su familia fueron víctimas de un robo en su dependencia en Chicureo. El suceso se produjo en la madrugada del viernes pasado y según información recabada por ADN Deportes, en la ocasión tres desconocidos ingresaron a la casa con mucha violencia donde incluso maniataron al propio jugador, a su esposa y a otros familiares presentes en el lugar.

Fuentes cercanas confirmaron que ni el zaguero ni los suyos presentaron rastros de violencia física más allá de lo mencionado, pero que sí dicen, muy afectados en lo emocional por lo vivido. Dentro de las especies robadas por los antisociales estuvieron dos vehículos del defensor, relojes y celulares, entre otros.

La denuncia fue realizada en la Policía de Investigaciones quienes pudieron dar con el paradero de ambos automóviles, que aparecieron horas después del robo. “El señor Diego Carrasco estaba en su casa, durmiendo cuando ingresaron dos desconocidos y acudieron a las habitaciones donde estaban las personas para proceder a amarrarlos y posterior a eso dejarlos en los mismos lugares para sustraer diversas especies desde el interior del domicilio” comentó a ADN el Subprefecto Óscar Bacovich, Jefe de la Brigada de Robos e Intervención Criminalística de la Región Metropolitana.

Hasta el momento no se ha podido dar con el paradero de ningunos de los tres antisociales.