Una segunda denuncia por la realización de fiestas clandestinas se registró durante el fin de semana en la Región Metropolitana, sumándose a la celebración realizada en el Camino a Melipilla en Maipú, que tuvo una asistencia de 400 personas.

En esta oportunidad, fueron alrededor de 80 participantes al evento clandestino que fue con acceso liberado en el Cerro Parque Huechuraba -dependiente del Parque Metropolitano-, a pesar del toque de queda y la pandemia por el Covid-19.Según reveló Chilevisión y CNN -quienes fueron por cuatro noches a las fiestas-, la mayoría de los asistentes a estos eventos eran menores de edad, y se registró una irregular venta de bebidas alcohólicas y tráfico de drogas. Además, los participantes andaban sin mascarillas para protegerse.

 Los eventos fueron denunciadas por vecinos del sector, quienes indicaron que las fiestas duraban hasta las 6:00 horas y acusaron que Carabineros “no hacía nada”. En tanto, el guardia del lugar indicó al medio que ha sido amenazado por los asistentes.

Tras llamar a Carabineros, una patrulla llegó al lugar para entrevistarse con el guardia, sin embargo, a los pocos minutos se fue sin haber hecho ingreso.

/gap