Nuestro país está se está viendo afectado fundamentalmente por esta enfermedad del Coronavirus, que nos sigue atacando como un enemigo invisible pero poderoso y latente, que todos temen pero que aun no existe el remedio,ni el antídoto, ni el escudo de protección que usaban los grandes gladiadores en la época medieval.

Dicho lo anterior, y siempre poniendo en primer lugar la salud y la vida de todas las personas, también viene acompañado de la pérdida de trabajo, del cierre de la mayoría de las pymes, empresas de turismo, de los restaurantes, de las oficinas cerradas y del comercio en general, y ello se traduce en una recesión nacional y global muy difícil de afrontar.

Las AFPs, si bien es cierto invierten los ahorros de los afiliados en la bolsa, en entidades del retail, en acciones, también en el extranjero, es cierto que en el año 2017 se permitió que las administradoras de fondos de pensión invirtieran el activos alternativos como infraestructura e inmobiliarios, es necesario que, dadas las circunstancias actuales de nuestro país, estas entidades pudieran ampliar esos fondos de inversiones.

Este es el momento de que todos y las entidades, también se preocupen no sólo de administrar dineros y cobrar por ellos, a pesar de tener rentabilidades negativas que asumen los trabajadores afiliados, también en invertir en nuestro país, como hacer carreteras hídricas concesionadas, como también la explotación de yacimientos minerales como el litio, construir un tren de alta velocidad, todo con aval del estado por supuesto, y ello permitirá dar trabajo a esos miles de trabajadores que hoy se encuentran cesante, y activar la economía, sin mayores riesgos ya que todo aquello produciría un retorno y ganancias.

Por otra parte, en estos tiempos difíciles y de pandemia, se debiera rebajar el requisito para acceder a la pensión anticipada, al 50% y no el actual 70% que es lapidario para quienes no teniendo trabajo, con una edad cercana a la legal, no pueden acceder a sus ahorros obligatorios.

No es justo que sólo disfruten de las millonarias utilidades directores de entidades que dicen ser solidarias y no se comporten a la altura de las circunstancias.

Margot Guerrero Bruner

Asesora Previsional

Corredor de Seguros

www.margotpensiones.com

/gap