Según la última medición del Fintech Radar de Chile elaborado por Finnovista, desde diciembre del 2017, pasaron de 75 startups, a un total de 112 Fintech en junio del 2019.

Junto con esta medición, se ha constatado que las Fintech del país destacan como las más maduras de la región, ya que casi dos tercios de ellas funcionan hace más de 3 años.

Este mercado se transforma entonces en uno muy atractivo para la inversión, señalan desde Capitaria, empresa dedicada a las transacciones en el mercado financiero.

Con respecto a la distribución de las startups en Chile, los expertos analizan el ranking de segmentos, donde Pagos y Remesas siguen siendo predominante al concentrar el 31,3 %, que se traduce en 35 startups.

Le siguen el segmento de Gestión de Finanzas Empresariales y el segmento de Tecnologías Empresariales para Instituciones Financieras, con el 17 % y el 11,6 % respectivamente.

Cabe señalar que éste último desplazó al cuarto lugar al segmento de Crowdfunding, siendo uno de los pocos que retrocedió en tamaño, ya que casi todos confirmaron un crecimiento.

Esta distribución llama la atención, ya que Chile se diferencia de los 3 mayores ecosistemas Fintech de la región: Brasil, México y Colombia.

En ellos el segmento de Préstamos suele estar entre las tres primeras posiciones, de acuerdo al número de startups, debido a una sólida presencia de compañías de crédito al consumo.

En nuestro país dicho segmento baja al quinto lugar, aunque desde Capitaria agregan que cuentan con una fuerte representación de factoraje financiero.

Pares latinoamericanos

Al observar el ecosistema chileno como uno de los más maduros de América Latina, ya que el 69 % de las startups estudiadas tienen más de 3 años de vida, en Capitaria dan explicación a una cifra interesante:

El 91 % de las startups en Chile señalan estar en etapa de crecimiento y expansión, es decir, listas para escalar al siguiente nivel.

Esto se contrasta con lo observado en países vecinos como Colombia, donde se crearon hace sólo 2 años el 55 % de las startups.

También comentan los expertos de Capitaria que las startups chilenas marcan una clara tendencia a la internacionalización, si se comparan con sus pares latinoamericanos.

Según el último estudio revelado por el Banco Interamericano de Desarrollo, a nivel continental la tasa de internalización de las startups Fintech es de 32 %, mientras que nivel nacional esta tasa llega al 53 %.

En ese sentido, las Fintech chilenas buscan mercados más grandes a los cuales expandirse, tales como los que se dan en México, Colombia, Argentina y Perú.

Creación de empleos

En un motor de creación de empleos ha significado también el desarrollo del ecosistema Fintech en Chile.

De acuerdo con las últimas cifras recolectadas, hoy un 25 % de las startups cuentan con más de 25 trabajadores y otro 31 % señala tener entre 11 y 25 colaboradores. Se estima entonces que las Fintech benefician cerca de 4 millones de usuarios activos y transaccionan por lo menos 600 millones de USD al mes.

Para poder alcanzar este auge de emprendimientos tecnológicos, uno de los elementos esenciales que apuntan en Capitaria es la disponibilidad de capital de riesgo.

En nuestro país, se observa que las Fintech han obtenido 1,5 millones de USD por startup en promedio, siendo un caso que se destaca el de ComparaOnline, que habría alcanzado un fondo de 30 millones de USD.

Aun así, para poder seguir funcionando y creciendo, la mayoría de las Fintech chilenas declaran estar en una búsqueda constante de financiación adicional por parte de terceros. Esto aumenta en tiempos de coronavirus, pero el panorama presenta oportunidades. Sólo hay que saber encontrarlas.

/gap