El Banco Central de Brasil recortó 0,75 puntos porcentuales la tasa básica de intereses, hasta el 3,0 % anual, lo que supone un nuevo mínimo histórico, en un intento de estimular la debilitada economía del país y suavizar los impactos de la pandemia del coronavirus.

El Comité de Política Económica (Copom) del Banco Central decidió por unanimidad rebajar la llamada tasa Selic del 3,75 % al 3,0 %, el séptimo recorte consecutivo, en un momento considerado crítico por los expertos debido a la fuerte desaceleración de la actividad económica a raíz de la crisis provocada por el COVID-19.

/gap