La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) reiteró este viernes la denuncia de que Venezuela carece de “Estado de derecho” y vive “una grave crisis de derechos humanos”, en un informe sobre su frustrada visita al país.

El organismo con sede en Washington intentó realizar una visita a Venezuela entre el 4 y 7 de febrero, pero no pudo ingresar al país, por lo que decidió recabar información desde la frontera con Colombia.

Venezuela vive una grave crisis social, institucional y política, y el segundo mandato de Nicolás Maduro no está reconocido por más de 50 países que consideran como presidente interino al líder del Parlamento, Juan Guaidó.

En el informe, la CIDH reiteró su rechazo al impedimento a entrar al país y señaló que “es propio de regímenes autoritarios denegar el escrutinio internacional y la observancia de la situación de los derechos humanos”.

Tras la misión, la Comisión concluyó que el Estado venezolano ha vulnerado “sistemáticamente los derechos a la vida, integridad personal, libertad personal, reunión y libertad de expresión”.

Este ente autónomo de la Organizaciones de los Estados Americanos (OEA) señaló que las violaciones a los derechos humanos se han dado “especialmente en el contexto de su respuesta a las manifestaciones”.

La Comisión denunció que en Venezuela se practican torturas de forma “sistemática” contra los civiles y militares privados de libertad, en un contexto en el que hay falta de independencia judicial.

La CIDH, con sede en Washington, señaló que le parecen “especialmente preocupantes los ataques y la persecución contra las y los diputados opositores de la Asamblea Nacional”.

Además señaló que “se siguen registrando ejecuciones extrajudiciales y operativos caracterizados por el uso excesivo y letal de la fuerza”.

Según la ONU, casi cinco millones de personas abandonaron Venezuela desde 2015.

EEUU advirtió que “monitorea de cerca cualquier potencial amenaza contra la seguridad de Juan Guaidó”

El gobierno de los Estados Unidos desmintió las teorías difundidas por el régimen de Nicolás Maduro respecto de un presunto involucramiento por parte de la administración en las incursiones que tuvieron lugar en Venezuela.

“El gobierno de los Estados Unidos no tuvo nada que ver con los recientes acontecimientos en Venezuela. Las afirmaciones en contrario no son creíbles. Si esta hubiera sido una operación planeada por los Estados Unidos, como lo afirmó Maduro, quien ha sido acusado de cargos de narcotráfico, habría sido abierta, directa y efectiva”, afirmó el Consejo de Seguridad Nacional, haciendo eco de declaraciones públicas del propio Presidente Donald Trump.

En otro mensaje, añadió: “La Administración sigue enfocada en el objetivo político de lograr una transición pacífica y democrática en Venezuela. Estados Unidos está monitoreando de cerca cualquier amenaza potencial a la seguridad del líder legítimo de Venezuela, Juan Guaidó”.

Trump se había expresado al respecto en la mañana de este viernes, en una entrevista con la cadena Fox. Allí fundamentó el argumento de su administración indicando que, de haber ordenado una incursión, esta hubiera sido calificada de “invasión”. Además, expresó: “Si yo quisiera ir a Venezuela, no lo haría en secreto. Entraría y no harían nada al respecto. Se darían la vuelta. No enviaría un pequeño grupo. No, no, no. Sería llamado un ejército”, dijo.

/psg