La ministra del Trabajo, María José Zaldívar, abordó esta mañana una vez más la compleja situación del mercado laboral y no descartó que la tasa de desocupación del país se empine en torno al 18%, una cifra no vista desde la crisis del 82.

“Si es que las cosas no se hacen como deben ser, sí” se llegará a esa tasa de desocupación que anticipan los expertos, dijo la ministra destacando la importancia de que no se desvirtúe el uso del beneficio de la Ley de Protección al Empleo.

La secretaria de Estado advirtió que la tasa de desempleo actual (trimestre móvil enero-marzo), que es de 8,2%, no refleja la situación actual ya que no considera abril, el mes en que empezaron las cuarentenas y medidas restrictivas.

En tal sentido, recordó que los datos del primer trimestre hablan de 800 mil desempleados. “Si yo a eso le sumo las 300 mil cartas de despidos del mes de marzo, que no necesariamente están contabilizadas entre las 800 mil, porque se pueden haber contabilizado mayoritariamente, que es lo que se acostumbra a pasar, los últimos días del mes, yo podría estar hablando de un millón cien mil (desocupados). Y eso sin contar lo que está ocurriendo en el mes de abril”, sostuvo la ministra.

En esa línea, coincidió el análisis del director del Centro de Encuestas y Estudios Longitudinales de la Universidad Católica, David Bravo, quien estima que la tasa ya se encuentre, en este minuto, en torno a los dos dígitos.

Ingreso Familiar de Emergencia

El espacio fiscal para aumentar el monto del beneficio es el principal punto de conflicto entre el gobierno y la oposición sobre el proyecto de ley de Ingreso Familiar de Emergencia. Esto, porque los parlamentarios acusan que todavía hay presupuesto para ampliar el aporte, dado que el fondo destinado para atender a este grupo asciende a US$2000 millones.

La ministra Zaldívar en línea con su par de Hacienda, entró a la discusión y dijo que no es posible invertir todo los recursos disponibles, porque la crisis está en pleno desarrollo y hay que tener de qué echar mano ante un contexto mucho más adverso que no descarta pudiera presentarse.

Asimismo, Zaldívar, si bien reconoció que todavía queda un espacio, ya que la iniciativa en discusión solo representa US$800 millones de total de US$2000 millones comprometidos para el fondo, recordó que todavía hay que atender a otros grupos vulnerables.

/psg