Una cuenta pública en Santiago. Esa fue la propuesta del alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp, al gobierno para “evitar mayores riesgos de contagio” en el marco de la pandemia de coronavirus.

La idea de trasladar la ceremonia -programada para el próximo 1 de junio- fue tomada en la Cámara de Diputados, donde el segundo vicepresidente, Rodrigo González (PPD), planteó que ésta se desarrollara de forma telemática. Sin embargo, en el Senado, la posibilidad de que no se realice la cuenta en Valparaíso fue calificada como poco viable y su presidenta, Adriana Muñoz (PPD), manifestó que se requeriría “una reforma constitucional exprés”.

Este tema, entre otros, abordó hoy el ministro de la Secretaría General de la Presidencia (Segpres), Felipe Ward.

“Hay un equipo en La Moneda -asesores presidenciales básicamente- para poder junto a quienes organizan esta actividad todos los años (Senado y Cámara Baja) convenir la mejor manera de hacerla”, dijo.

El secretario de Estado admitió que “obviamente la situación cambió, hoy no se puede tener una ceremonia con 300-400 personas” y añadió que realizar la ceremonia de la misma forma que otros años “sería una irresponsabilidad, sería no respetar los protocolos que nosotros mismos hemos elaborado”.

“Se está pensando en mecanismos para que se realice la cuenta de la manera más segura y eficiente posible. Esa discusión, por ahora, está en desarrollo”, afirmó.

Consultado por cuándo se anunciarían los posibles cambios, el titular de la Segpres sostuvo que “si no es esta semana, la próxima. Ya hay que ir preparando todo lo que tiene que ver con la cuenta (…) La parte formal y logística se va a resolver en los próximos días, semana a más tardar”.

/psg