El precio del dólar profundizó su caída este martes en línea con el comportamiento de la divisa a nivel global en medio de una mejora en el ánimo de los inversionistas luego que la Organización Mundial de la Salud (OMS) señalara que existen señales potencialmente positivas en el tratamiento del coronavirus y tras un dato de inflación en Estados Unidos que abrió expectativas de nuevas medidas de estímulo por parte de la Reserva Federal.

La moneda estadounidense cerró con un descenso de $1,49 a $822,79 vendedor comparado con $824,28 de la sesión anterior, con lo que completó cuatro jornadas seguidas de bajas en las que acumula un retroceso de $17 y anotó su menor nivel desde el 4 de marzo.

El dólar index, que mide a la divisa estadounidense frente a una canasta de seis monedas líquidas, entre ellas el euro, descendía 0,31%.

Más temprano el Departamento del Trabajo de Estados Unidos reportó que la inflación cayó 0,4% en abril, con lo que tuvo caída más pronunciada desde fines de 2008.

“Se están produciendo efectos deflacionarios en la primera economía, a raíz de la menor demanda interna por las medidas de confinamiento”, dijo José Raúl Godoy, analista de Mercados de XTB Latam.

“Esto genera espacio para que la Reserva Federal continúe con la inyección de paquetes de estímulos, lo que provoca una depreciación en su moneda. Hay rumores en el mercado de que podría incluso llevar las tasas a negativo, pero los personeros de la Reserva Federal siguen desmintiendo esa opción”, añadió.

Analistas estiman que la tendencia a la baja en el tipo de cambio podría consolidarse en el corto plazo.

“Técnicamente esperamos caídas en el tipo de cambio hacia la zona de los $815 en el corto plazo”, dijo Godoy.

En tanto Ricardo Bustamente, jefe de Estudios Trading de Capitaria, señaló que “si se consolida una ruptura bajo los $820, el tipo de cambio podría ir en busca de los $808-$810 aproximadamente, siguiente zona de soporte técnica interesante”.

/psg