Un recuadro especial para comentar los riesgos para la estabilidad financiera que representan los agentes que recomiendan cambios de multifondos en las AFP. Eso fue lo que publicó hoy el Banco Central (BC) en el Informe de Estabilidad Financiera (IEF), donde dedicó tres páginas para hablar de los riesgos, y pidió que se regule a este tipo de entidades.

En concreto, el BC señaló que “los asesorados están expuestos a diferentes riesgos, tales como: contratar servicios a asesores que no cuenten con los conocimientos adecuados; recibir información falsa, inexacta o carente de fundamento técnico; y que el servicio sea provisto por agentes que tengan conflictos de interés con las recomendaciones que realizan, por lo que no necesariamente benefician al cliente”.

En ese sentido, el instituto emisor comentó que “estos conflictos de interés pueden verse exacerbados en el caso de asesores previsionales, según es posible verificar tanto en Chile como en otras jurisdicciones. Estas recomendaciones pueden tener la capacidad de provocar cambios masivos en los portafolios de los afiliados asesorados y, en consecuencia, incidir en los precios de los activos que componen tales portafolios. Esta dinámica facilita que el asesor cuente con información que le permite anticipar movimientos en los precios de activos en los que pudiera tomar una posición propia o en interés de terceros relacionados, y así obtener retornos”.

Por otro lado, el BC menciona que en Chile el efecto va más allá de la rentabilidad de los fondos de pensiones, sino que afecta los precios del mercado en su conjunto, situación que se observó tras los llamados de cambios de fondos que hizo un asesor previsional tras el estallido social. “Dado el tamaño de los fondos de pensiones, los cambios abruptos y masivos en los portafolios pueden producir presiones importantes sobre los precios de los activos en los mercados locales. Un ejemplo de lo anterior son los ajustes de portafolio de los fondos de pensiones ocurridos a mediados de noviembre de 2019 y que provocaron grandes fluctuaciones en las tasas soberanas”, detalló el BC.

Pero los efectos de estos cambios, no sólo afectan el precio de los activos y pueden llevar a una menor rentabilidad de los fondos de pensiones de quienes siguen las recomendaciones de estos agentes, sino que también puede afectar el retorno de los afiliados a las AFP que no están siguiendo estas recomendaciones. “Otro efecto de estas asesorías previsionales masivas es que, para responder a estos reajustes abruptos de portfolio, los fondos de pensiones aumentan su inversión en recursos líquidos —los cuales tienen una menor rentabilidad relativa— afectando así el retorno de todos los participantes del fondo”, dice el IEF.

Fiscalización

El BC pide que se regule a estas entidades, ya que actualmente no son fiscalizados por la Comisión para el Mercado Financiero y la Superintendencia de Pensiones. El hecho que no sean regulados, “tiene como resultado que existen asesores previsionales con la capacidad de incidir en los precios de mercado y, consecuentemente, con alta exposición a los riesgos descritos previamente”.

De hecho, en 2015 se presentó en el Congreso un proyecto que incorpora a los asesores previsionales masivos al perímetro regulatorio de la Super de Pensiones, “otorgándole facultades para, entre otras cosas, establecer contenidos mínimos en los contratos entre el asesor y sus clientes o exigir al asesor estándares de idoneidad y conocimiento mínimos. Lo anterior debiera permitir mitigar los riesgos de conflictos de interés, y evitar que se entregue información falsa. Ello debiese contribuir a proteger a los afiliados, a desarrollar un mercado adecuado de asesores previsionales, y a aumentar la trasparencia e integridad del mercado de capitales local”, afirma el IEF.

Sin embargo, lo planteado en el proyecto no sería suficiente, ya que “aun cuando esto pudiera tener efectos para disciplinar la conducta de mercado, no necesariamente va a resolver las externalidades negativas que producen los cambios masivos entre fondos de pensiones”.

Sin ir más lejos, el BC menciona que aquellos que se cambian frecuentemente de multifondos, en el largo plazo obtienen menores retornos. “Un estudio reciente de la Superintendencia de Pensiones concluye que más del 70% de los afiliados que se ha traspasado de fondo, en el período comprendido entre marzo 2014 y enero 2020, ha tenido un peor desempeño que si se hubiera quedado en su fondo original o en la estrategia por defecto”, agrega.

Así, dice que otras jurisdicciones han abordado este tema imponiendo límites a la frecuencia con que los afiliados pueden cambiarse de fondo, o mediante restricciones al tipo de fondo al que puede acceder cada afiliado según sus características.

Es por esto que el BC ejemplifica con regulaciones que han hecho otros países de altos ingresos. Por ejemplo, en el Reino Unido la asesoría financiera es regulada con independencia de si ésta es personalizada o general. “Por el contrario, en la Unión Europea y Australia únicamente la asesoría personalizada es regulada, aunque en este último país la asesoría de inversión de fondos de pensiones siempre se considera como personalizada”, explica el IEF.

/psg