La economía británica se contrajo un 5,8% mensual en marzo, una caída récord, ya que la crisis del coronavirus se intensificó y el Gobierno ordenó el cierre de gran parte del país para detener la propagación del virus.

Según mostraron datos oficiales el miércoles, en los primeros tres meses del año el producto interior bruto se contrajo un 2,0% con respecto a los últimos tres meses de 2019, según la Oficina de Estadísticas Nacionales.

Se trata de la mayor caída intertrimestral desde finales de 2008, en plena crisis financiera, aunque ligeramente inferior a la caída del 2,5% prevista de media en una encuesta de economistas de Reuters.

/gap