La que nunca se haya tardado más de 10 minutos en la regadera, que tire la primera piedra. Sí, todos los días cometemos errores al bañarnos que son peores de lo que imaginábamos; la buena noticia es que nunca es tarde para empezar a corregirlos y el primer paso es identificarlos.

1. Bañarte con agua MUY caliente

El agua caliente reseca la piel y le quita los aceites naturales. La opción no es bañarse con agua fría , pero sí con agua medianamente tibia.

2. Bañarte durante más de ocho minutos

Lavarse todo el cuerpo en menos de ocho minutos, cabello largo incluido, puede parecer una tarea imposible. Sin embargo, es mejor para la piel. Lo mejor es no bañarse más de una vez al día y hacerlo en muy poco tiempo.

3. Usar exfoliante bajo el agua

Cuando te aplicas un exfoliante, tienes que darle tiempo para que actúe sobre la piel. Si lo haces bajo el chorro de agua, es poco probable que tenga un efecto notorio.

4. Usar la misma esponja durante meses

Hablando de esponjas y loofahs: son buenas exfoliantes, pero también recolectan gérmenes con gran facilidad. Cámbialas con frecuencia.

5. Aplicar el shampoo en cabello ligeramente húmedo

Lo mejor es esperar a que tu cabello esté completamente mojado para aplicar el shampoo. De lo contrario, no hará suficiente espuma y terminarás usando más de la cuenta.

6. Afeitarte las piernas el mismo día en que te harás un pedicure

¡Aumenta el riesgo de infecciones! Hazlo por lo menos un día antes de tu cita.

/psg