Desde el Ministerio de Salud (Minsal) y la Municipalidad de Recoleta desmintieron la información de que en el Cementerio General habrían iniciado la excavación de 3.000 tumbas como preparación a una posible alta demanda por el COVID-19, tras supuestamente, recibir la orden de la Seremi de Salud Metropolitana.

El primero en referirse a la información publicada fue el alcalde de Recoleta, Daniel Jadue, quien utilizó su Twitter para escribir que “lamento que el @eldesconcierto haga eco de una información totalmente falsa de un funcionario irresponsable.

“No existe solicitud alguna de parte de la Seremi de salud. Las acciones del Cementerio General responden a sus propios planes de desarrollo”, explicó.

Mientras que desde el Minsal, a través de su departamento de comunicaciones, aseguraron que respecto a la excavación del Cementerio General “no hemos ordenado nada”.

Donde profundizaron un poco más la información fue desde la Seremi en un comunicado de prensa. Según indicaron, “frente a diversas publicaciones emitidas por algunos medios de comunicación, la Seremi de Salud Metropolitana señala que no se ha solicitado por parte de la Autoridad Sanitaria, la habilitación de sepulturas a ningún cementerio”.

Trabajadores del Cementerio General insisten

Pese a las contundentes respuestas, el presidente de la Federación Nacional de Trabajadores de Cementerios Municipales, Luis Yévenes, insistió que sí habría una actividad fuera de lo común en el Cementerio General.

Según contó a EL DÍNAMO, “yo no voy a discutir lo que dice Jadue y el Minsal, pero no es normal tener 3.000 sepulturas nuevas todos los años”.

“Trabajo desde el 2011 en el Cementerio General y este año es primera vez que se realiza el levantamiento de cuatro patios. Por lo general sólo se levanta uno”, complementó luego.

De acuerdo a Yévenes, la Seremi también habría “llamado a todos los cementerios municipales del país y también a los privados, para saber cuántas sepulturas disponibles hay”.

/gap