Esta mañana, el ministro de Salud, Jaime Mañalich, fue consultado por el positivo en coronavirus que se le diagnosticó al senador PS Rabindranath Quinteros, contra quien la fiscalía abrió una investigación por haber viajado en avión a Puerto Montt antes de recibir los resultados de su examen.

A diferencia de la situación de otra persona donde el gobierno se querelló, dijo el secretario de Estado, “creemos firmemente y de buena fe en que el senador no tenía conocimiento del resultado cuando se embarcó en este vuelo a Puerto Montt, recordando que el examen se lo hizo de forma asintomática igual que otros senadores de la comisión de Salud para prevenir e identificar un potencial contagio”.

“Yo me permitiría afirmar que no tenemos ninguna evidencia de que haya habido dolo o intención en el senador que pensaba con toda probabilidad que ese examen iba a ser negativo. Pero hay que hacer las investigaciones”, sostuvo.

Esta mañana, en tanto, la subsecretaria Paula Daza señaló que “todas las personas que son un caso sospechoso, o confirmado, que no respetan las normas de la autoridad sanitaria se enfrentan a un sumario sanitario y a la aplicación de la sanción que la autoridad sanitaria, en función del riesgo que tiene esa conducta, va a aplicar”.

Daza añadió que pese a que el contagio de Quinteros obligó a que otros 25 parlamentarios deban permanecer en cuarentena, la indicación de La Moneda es asegurar que “el Congreso pueda seguir funcionando”, por lo que no está en riesgo, de momento, la cuenta pública del Presidente Sebastián Piñera fijada para el próximo 1 de junio.

Ayer, en tanto, el fiscal regional metropolitano Occidente, José Luis Pérez Calaf, abrió una investigación penal de oficio en contra del senador PS por el Artículo 318 del Código Penal, que se refiere a haber puesto en riesgo la salud pública en época de catástrofe sanitaria.

En declaraciones entregadas a La Tercera, el legislador relató que “cuando me hice el test en Santiago yo di mi dirección en Puerto Montt. Se me dijo que debía permanecer en el hogar así que pregunté si podía viajar y se me señaló que no había problema y que podría consultar desde allá el resultado del examen”.

“Ahora bien, la norma del Ministerio de Salud señala que luego de practicarse el examen y mientras no conozca el resultado se debe permanecer en cuarentena, que fue justamente mi propósito para viajar de vuelta a mi hogar, además porque las nuevas disposiciones obligan a las personas mayores de 75 a permanecer en su casa. Nunca se me pasó por la cabeza que daría positivo”, agregó.

/psg