Un sorpresivo salto en las encuestas de la precandidata presidencial del Frente Amplio, Beatriz Sánchez, evidenció este martes la encuesta Adimark del mes de abril. Con un alza de 9 puntos, en el que pasó del 2% de las preferencias al 11%, la periodista se posicionó como la tercera favorita en la carrera presidencial.

En el contexto de unos últimos meses ajetreados en el ámbito político, en el que se consolidaron algunas candidaturas, se bajaron otras, se puso en duda la realización de primarias en Chile Vamos y en la Nueva Mayoría, además de la tensión por el proceso de refichaje en los partidos, la periodista fue la única entre los principales aspirantes en registrar un alza en sus preferencias.

Si bien Sebastián Piñera y Alejandro Guillier siguen siendo los favoritos, ambos cayeron en la encuesta. El ex Presidente lidera el análisis con un 24% (-3 puntos) y el senador le sigue con un 19% (-4).

El inédito avance de Sánchez, según los expertos, viene en desmedro de Guillier, también periodista y que, al igual que su colega, era considerado en un principio una figura que se vislumbraba como externa a la política tradicional.

Según el director del Centro de Análisis Político de la Universidad de Talca, Mauricio Morales, el alza de Sánchez viene a “quitarle de manera más o menos sistemática a Alejandro Guillier, ellos compiten por electorados similares (…) De hecho, la misma encuesta muestra que, en la medida en que crece Beatriz Sánchez, disminuye el apoyo a Alejandro Guillier”.

Lo mismo cree el académico de la Escuela de Ciencias Políticas de la Universidad Diego Portales (UDP), Claudio Fuentes.

“Puede existir un segmento que está más politizado, que está más a la izquierda, que históricamente ha votado por la Nueva Mayoría (NM) y que eventualmente podría inclinarse por una preferencia por Beatriz Sánchez”, explicó, aseverando que el ascenso de la periodista afecta los resultados del senador independiente, al ser él el representante más patente de la NM.

Según Morales, otros damnificados del alza de Sánchez son el Gobierno y el sociólogo Alberto Mayol.

El Gobierno, afirma el experto, “está viendo cómo crece una candidatura exógena a los partidos tradicionales de centro izquierda, mientras que la aprobación presidencial, si bien ha aumentado lentamente, se mantiene en torno a un 28%”.

Por su parte, el contendor de Sánchez dentro del Frente Amplio se enfrenta ahora a un difícil escenario, “porque si es que Beatriz Sánchez ya está marcando un 11% es muy difícil que Mayol pueda revertir eso y se podría transformar en una paliza histórica de Sánchez versus Mayol”.

El descenso de Piñera El académico de la Universidad de Talca se refirió también a la baja que ha reflejado el candidato de RN, la UDI y el PRI, incluso con la superación de los temas que tenían complicado a Piñera: Exalmar y la minera Dominga.

/gap