Japón, que es reconocido por tener la tercera economía más grande del mundo, entró en recesión debido a COVID-19, ya que se contrajo 0,9% entre enero y marzo, según datos publicados por el mismo Gobierno nipón.

Japón ya se encontraba en problema antes de la propagación del coronavirus, lo que queda demostrado con la versión de algunos analistas, quienes advierten que el primer trimestre del país nipón “no captura el efecto total de la pandemia”.

El escenario económico en Japón ya venía decayendo. El consumo privado cayó en un 0,7% antes de que el Gobierno japonés decidiera instaurar  estado de emergencia.

En tanto, para enfrentar la pandemia, Japón ha anunciado un paquete de estímulo de US$ 1 billón, lo que equivale al 20% de la producción anual del país.

/gap