La Comisión de Constitución del Senado comenzó a analizar el proyecto que elimina el decreto 3.500 que crea las AFP y nacionaliza los fondos de pensiones, presentado por senadores de oposición liderados por el senador Alejandro Navarro (Pro).

La primera invitada fue la ministra del Trabajo, María José Zaldívar, quien recalcó que esta reforma constitucional tiene serios problemas: “en cuanto a la forma, debo señalar que hay consideraciones constitucionales a tener presente: la oportunidad; que se está torciendo la Constitución con este mecanismo, rompiendo su espíritu. Nos parece que este proyecto no es correcto, ni avanza en la línea de mejorar el sistema ni garantiza mejores pensiones”.

Explicó que discutir este tema no es oportuno cuando en el Senado se está debatiendo una ley para reformar el sistema de pensiones.

En segundo lugar, manifestó que hay una infracción flagrante a ley orgánica del Congreso en cuanto a que este proyecto propone al mismo tiempo cambios a la Constitución y a las leyes, lo que llamó “vicio constitucional”.

“Otro punto que puede ser un poco más debatible, es que con este proyecto se está “surfeando” nuestra Carta Fundamenta o se está haciendo un fraude a la Constitución porque se plantea a través de una modificación constitucional un cambio a una ley que es de exclusiva facultad del Presidente. ¿Es válido usar este mecanismo para un objetivo distinto?”, señaló Zaldívar.

/gap