Estados Unidos superará las 113.000 muertes provocadas por el nuevo coronavirus a mediados de junio, según un promedio de modelos predictivos publicado este martes, lo que reafirma a la potencia como la nación más afectada del mundo por la pandemia.

El país registra más de 1,5 millones de contagios confirmados con COVID-19 y 91.845 muertes hasta el martes, pero una proyección compilada de nueve modelos de instituciones que intentan predecir el comportamiento del virus y el efecto de las medidas de las autoridades prevé que aproximadamente 22.000 personas morirán ante la enfermedad en los próximos 25 días.

“El nuevo pronóstico para las muertes acumuladas en Estados Unidos para el 13 de junio es de aproximadamente 113.000, con un 10% de probabilidad de ver menos de unas 107.000 muertes y un 10% de ver más de 121.000”, dijo el Centro de Pronóstico COVID-19 de la Universidad de Massachusetts en su sitio en internet.

El promedio de los pronósticos es 113,364 muertes hacia el 13 de junio.

Para el 20 de junio, con un mayor margen de error, los modelos más sombríos indican que la cifra crecería hasta los 163 mil víctimas fatales, cerca del doble del número de mediados de mayo.

Las proyecciones se producen a medida que la mayoría de los estados de Estados Unidos camina a distintas velocidades hacia el desconfinamiento y la reapertura de sus economías.

En abril, el gobierno de Donald Trump publicó pautas para encarar la reapertura por fases que incluían criterios para que los estados individualmente cumplieran antes de retomar la normalidad, incluida una trayectoria descendente de nuevos casos durante un periodo de 14 días. Pero varios estados son acusados de iniciar el desconfinamiento sin cumplir con los criterios fijados por el gobierno.

Hace dos semanas, Trump dijo que el país perderá entre “75.800 y 100.000 personas”. El 10 de abril predijo que las muertes por virus en Estados Unidos estarían “sustancialmente por debajo de la cifra de 100.000”, y tal vez incluso tan bajas como la mitad de esa predicción.

El nuevo coronavirus ya mató a más de 320.000 personas y contagió a cerca de 4,9 millones en todo el mundo desde que surgió en Wuhan, China, a fines del año pasado.

/psg