Las expectativas de crecimiento para Chile poco a poco se van ajustando a la baja y acercándose a la proyección que fijó el Fondo Monetario Internacional (FMI) de -4,5%, lo que refleja que la crisis económica provocada por propagación del coronavirus será más profunda que las autoridades chilenas preveían y por ende las proyecciones tanto de Hacienda (-2%) y del Banco Central (-1,5% y-2,5%) van quedando desfasadas.

Una muestra de aquello es la proyección que arrojó el Consensos Forecasts de mayo que ajustó su proyección de PIB para este año pasando de -2,9% a -3,7%. En el detalle se muestra que la previsión de Security, Libertad y Desarrollo y la Universidad de Chile es la más optimista con un -2% , mientras que la más negativa es de Econsult que apuesta por una merma de -8%.

Para las principales de la demanda interna, el sondeo muestra que las instituciones financieras prevén un baja de 10% para la inversión y de -4,3% para el consumo.

Para el próximo años, las expectativas apuestan por una recuperación del PIB de 3,9% por arriba de la estimación de abril de 3,4%.

/psg