Una enfermera fue amonestada en Rusia por usar solo lencería bajo su EPI (Equipo de Protección Individual) que transparentaba su ropa interior, mientras trataba a una sala de hombres enfermos de coronavirus.

Su reveladora imagen se volvió viral después de ser tomada por un paciente en un hospital en Tula, a 160 kilómetros al sur de Moscú, quien explicó que “no hubo quejas” por parte de ninguno de los pacientes que estaban allí ingresados.

Pero los jefes del hospital no vieron correcto el comportamiento de la enfermera y decidieron amonestarla por “incumplimiento de los requisitos de vestimenta médica”.

Un lector del periódico local ‘Tula News’ felicitó a la enfermera. “Al menos alguien tiene sentido del humor en esta triste y sombría realidad”, dijo Sergey Ratnikov. ¿Por qué la reprimenda?, preguntó Albert Kuzminov.

/gap