La Torre Telefónica se ha convertido en el foco de la polémica en los últimos días luego de que Delight Lab volviera a realizar proyecciones en ella. Fue el lunes cuando, a raíz de las manifestaciones registradas en la comuna de El Bosque donde acusaban la falta de alimentos, se proyectó la palabra “Hambre” en el edificio ubicado en Providencia.

“Hacemos el llamado a que se agilicen las medidas de ayuda en los hogares del país para que no tenga que salir las personas a manifestarse y exponerse en plena cuarentena”, expresaron a través de su cuenta de Instagram.

Aunque fueron muchos los que aplaudieron la iniciativa, esto también significó críticas por parte del oficialismo. Particularmente del diputado Diego Schalper, quien exigió a la Fiscalía realizar una investigación para los responsables. Con eso, los acusó de “ponerle colores políticos” a la “legítima angustia que muchas personas sienten”.

“Que se proyecte la palabra ‘Hambre’ en un edifico del centro de Santiago es algo que no surge de tres personas que iban pasando por el centro con un data show”, manifestó en Radio Agricultura.

Durante la noche de este martes nuevamente Delight Lab realizó una nueva proyección en la torre Telefónica, esta vez con la palabra “Humanidad”.

En Instagram quisieron aclarar que “no nos identificamos con ningún partido político ni cerca. Somos personas independientes que buscamos levantar reflexiones respecto a lo que ocurre en el país y en el mundo. Que las tome el que quiera, de derecha, izquierda, apolíticos, los que no creen en nada, los que creen en todo, el que las sienta, que se sienta libre y las tome”.

Pero no fueron los únicos. El abogado José Francisco Lagos fue uno de los responsables de que también se proyectara en el edificio la palabra “Solidaridad”.

“Hoy junto a un grupo de amigos nos organizamos para dar un mensaje positivo: “Solidaridad”. Este es el momento de la unidad y comprender que juntos podemos salir adelante. Vamos Chile”, consignó en su cuenta de Twitter.

Lagos explicó a EL DÍNAMO que su iniciativa surgió a raíz del impacto que generó la primera proyección de Delight Lab. “Nos llamó la atención la reacción frente a eso, lo que destacaba el mensaje, la desunión, el conflicto, a pesar de que esa no fue la intención de quienes lo hicieron. Nosotros quisimos responder, más que estar tapando como quisieron algunos, con otro mensaje de la misma manera, pero de forma positiva. Que destacara lo que nos une como chilenos, más que lo que nos divide”, afirmó.

“A nosotros se nos ocurrió hacer las gestiones para contactar a las mismas personas que habían proyectado anteriormente. No lo hicimos directo con ellos, los hicimos con un intermediario, para poder proyectar con otro color, otra palabra distinta en la misma línea que ellos proyectaron el mismo día. Ellos fueron los que proyectaron “humanidad” y después nosotros con “solidaridad””, agregó.

La polémica se instauró minutos después cuando un camión con varios focos buscó tapar los mensajes proyectados en la Torre Telefónica. De hecho, hasta el minuto, se desconoce quienes fueron los responsables de esto, más aún tomando en cuenta que Providencia también está en cuarentena.

Un usuario de Twitter logró captar el camión que proyectó las luces y un grupo de personas a su lado. Metros más allá, un par de carabineros se encontraba en el lugar, lo que despertó aún más dudas sobre lo ocurrido.

Al respecto, José Francisco Lagos señaló que “todavía no se sabe quienes son, pero frente a un mensaje a un mensaje con el que nosotros no estuvimos de acuerdo como fue “hambre”, por las consecuencias que generó, nosotros quisimos responder con una alternativa positiva. No quisimos intentar eliminar el mensaje porque, además, hacerlo es absurdo si podía proyectarse en cualquier otro lugar. No tiene ningún sentido intentar prohibir estos mensajes, sino que nuestra línea es intentar dar un mensaje positivo frente a algo que no estábamos de acuerdo”.

Los focos de luz, finalmente, no afectaron el mensaje de Delight Lab, sino que el proyectado por Lagos. “Yo, personalmente, no creo que hayan sido contrarios a “solidaridad”, sino que deben haber sido personas que vieron el mensaje anterior, “Hambre”, y quisieron taparlo. Pero al final los censurados fuimos nosotros como los que también proyectaron”, cerró.

EL DÍNAMO  contactó con Delight Lab para obtener su versión de lo ocurrido, pero prefirieron no referirse al caso.

/gap