Esta mañana el Dr. Fernando Leanes, representante de la OMS/OPS en Chile, se refirió acerca del avance la pandemia del Covid-19 en Chile.

Al respecto, Leanes comenzó agradeciendo a los funcionarios de la salud del país, indicando que “están realizando un trabajo tremendo” salvando “muchas vidas” en el país, y eso se puede ver con la cifra de personas que se encuentran hospitalizadas actualmente producto del virus.

Al respecto del virus, el representante de la Organización Mundial de la Salud expresó que a su parecer, el principal problema es que las personas no toman aún conciencia de las medidas de protección y de las medidas de distanciamiento.

Sobre este punto, indicó, “hay que hacer una distinción”, puesto que si bien hay personas que tienen la posibilidad, por ejemplo, de hacer cuarentena o aislarse, hay otras que por su situación económica no pueden , y por eso es importante que todos aquellos que tienen la posibilidad de hacer cuarentena, que la hagan y que respeten las medidas que se han impuesto en el país.

Esta situación, indicó, no es única de Chile, si no que se ha visto en otras naciones también.

“La crisis social que está acompañando a la pandemia en todos los países requiere también de una respuesta acorde a las necesidades de las personas, y hay especialmente algunos grupos, poblaciones que no se están viendo”, indicó, tales como los migrantes, las personas con VIH.

“Muchas mujeres, niños, adultos mayores no son visibles y la están pasando muy mal”, agregó.

Frente a la mejor forma de bajar los contagios, Leanes indicó que la clave es que hay que aprender a moverse con él, y así como las personas aprenden a conducir – por ejemplo – hay que aprender a movilizarse considerando el virus, adoptando los protocolos de cuidado en el día a día, de la misma forma en los lugares del trabajo, y así hacer un cambio de conducta.

“Quiero dejar claro que no tenemos que esperar que después de un peak de contagios – si es que se produce – vayamos a tener que relajarnos”, agregó.

Según indica, ha visto que mucha gente se ha programado en función de la existencia de una meseta o un peak, indicando que está esperando que ocurra para poder hacer planes cuando en la realidad no debe ser así.

“No tenemos que esperar para prepararnos, ni hacer planes tampoco de que vamos a relajarnos en tal momento (…) el miedo genera una respuesta rápida, pero también una respuesta de corto plazo, pasa el miedo, pasa la respuesta. Hay que generar un cambio de respuesta duradera”.

/psg