Con una parka roja -al igual que en el terremoto de 2010- y entregando cajas de mercadería a los más necesitados. El plan del gobierno frente a la demanda de alimentos de la población está en macha y a la cabeza de la iniciativa en la región Metropolitana está su intendente Felipe Guevara.

Las consecuencias económicas sobre los más desposeídos era el mayor temor de alcaldes, según se detallan en las órdenes de compra efectuadas en Mercado Público desde principios de marzo a la fecha, a raíz del avance de la pandemia que a la fecha contabiliza en Chile más de 57 mil contagiados y 600 muertes.

Frente al impacto económico, hace cinco días, el Presidente Sebastián Piñera anunció en una cadena nacional la distribución de 2.5 millones de canastas de alimentos y otros elementos esenciales para las familias más vulnerables y de clase media necesitada, cuyo desembolso ascendería a unos US$100 ($80.580 millones).

Pero, ¿cuántas de esas cajas ya se han adquirido por parte del Estado? ¿Y a qué proveedores?

Según una revisión realizada a través del Portal Compras Públicas, a la fecha solo la Intendencia Metropolitana ha efectuado cuatro órdenes de compra por un total de 490 mil cajas de mercadería y que suman en total $17.099 millones, representando un 22% de los fondos destinados a nivel nacional.

En el marco de este proceso es que el pasado 18 de mayo, por medio de una resolución el Ministerio del Interior autorizó una cuantiosa transferencia de fondos a la Intendencia Metropolitana por un total de $58.501 millones para la adquisición de 1.671.472 cajas de alimentos para el 80% de los hogares más vulnerables y clase media, inscritas en el Registro Social de Hogares (RSH). Las comunas que figuran con el mayor números en dicha categoría y que por lo tanto recibirían el mayor número de cajas de mercadería son: Puente Alto (140.030), Maipú (133.556) y La Florida (83.152).

¿Quiénes son los mayores proveedores de las cajas de alimentos? Se trata de cuatro sociedades: Distribuidora y Comercializadora Llacolen S.A con 250.000 cajas ($8.749 millones); Sudamericana SpA con 150.000 ($5.250 millones); Alvi Supermercados Mayoristas S.A con 50.000 cajas ($1.700 millones) y Aceitera San Fernando SpA con 40.000 cajas ($1.400 millones).

Las adquisiciones fueron efectuadas directamente por Cristián Varela, quien durante el año pasado se desempeñó como CEO de la COP25 que se realizaría en Chile durante noviembre. Hoy, instalado en la Secretaria General de la Presidencia, tomó contacto con los ejecutivos de las mencionadas compañías.

En el caso de Distribuidora y Comercializadora Llacolen S.A, su gerente general Martín Scuncio -por medio de un correo electrónico- explicó que el valor de cada una de las cajas adquiridas ascendería a $34.995 IVA Incluido. “Incluye costo de despacho en Región Metropolitana”, dijo el ejecutivo de la compañía con sede en Coronel, Región del Bíobio.

“Entregas de 20.000 unidades diarias a partir del jueves 21 de mayo, para la primera orden, esto siempre y cuando la orden de compra este entregada hoy martes 19 de mayo AM”, recalcó.

Le sigue Sudamericana SpA. sociedad con sede en la comuna de Lo Espejo en la Región Metropolitana que fundó hace seis años Harald Rosenqvist, ex gerente comercial de SMU –holding de propiedad de la familia Saieh- y quien cuenta que el acuerdo con el gobierno ha implicado un trabajo intenso durante estos últimos días.

“Estamos trabajando con tres turnos de manera manual, pero con harta técnica. Somos una compañía que atiende a todo el canal tradicional en Santiago y ferias principalmente. Nosotros facturamos al mes más de $3.500 millones. Atendemos a las 429 ferias. Tenemos 40 vendedores que están en la calle. Tenemos 18 camiones”, acotó el ex ejecutivo que trabajó también en Santa Isabel y Rendic Hermanos.

“Cuando escuché este tema de las canastas me llamó la atención. En SMU y en todas partes donde me ha tocado también he hecho una serie de canastas. Lo vi como una manera de participar en una licitación. Me comprometí a entregar entre 8 mil a 10 mil cajas diarias y estoy cumpliendo, porque tenemos tres turnos y trabajamos las 24 horas”, remató.

Alvi Supermercados Mayoristas -cadena de SMU-, es otra de las compañías que se comprometió a entregar numerosas cajas de mercadería a modo de responder a la demanda por alimentos en la Región Metropolitana.

A través de un escueto comunicado, SMU sostuvo: “Con esta unidad nos adjudicamos una parte de esta licitación. El gobierno hizo un llamado amplio a sumarse a la licitación ya que, por las grandes dimensiones, ninguna empresa por sí sola es capaz de asumir toda la demanda”. “En Alvi tenemos una unidad de negocios especializada en ventas institucionales que atiende a empresas públicas y privadas, con gran experiencia en la logística de armado, confección y despacho de cajas de alimentación a todo el país, la cual nos permite responder con agilidad a este requerimiento”, concluyó.

Mientras con una capacidad de entrega de diaria de 4 mil cajas de alimentación -según la cotización pública-, figura Aceitera San Fernando SpA. La firma cobró $ 1.399.960.000 por 40.000 cajas, asegurando el armado y despacho en sus instalaciones ubicadas en la localidad de Batuco, comuna de Lampa.

Aceitera San Fernando SPA forma parte del Grupo ACSB, un proveedor especializado de Estado y que cuenta con una serie de insumos que van desde alimentos, productos de limpieza, como también frazadas para emergencias.

Municipios adelante con Walmart y Cencosud

Por otro lado, una serie de municipios como La Florida, Lo Prado, Las Condes y Pudahuel, Concepción, Curepto y Quintero también han puesto en marcha por su cuenta planes para la adquisición de cajas de alimentos.

Según el portal de Compras Públicas, el mayor operador de supermercados de nuestro país, Walmart Chile, registra desde el inicio de la pandemia un total de 11 órdenes de compra efectuadas por municipios de diversas comunas en el marco de la pandemia. El primer municipio en confiar en la multinacional estadounidense -que opera los formatos Lider y Bodega A Cuenta entre otros- fue Lo Prado. Según el correo enviado a principios de abril por Rodrigo Ruíz, Jefe de Relaciones Comunitarias de Walmart a Cristián León, jefe del Departamento de Finanzas del municipio, la operación buscó responder a la demanda de alimentos de adultos mayores que pertenecen a la población de riesgo.

“Debido a que la mayoría de los adultos mayores no manejan el sistema delivery, lo haremos a través de organizaciones territoriales y DIDECO (Dirección de Desarrollo Comunal) de cada comuna quienes harán los pedidos y distribuirían las cajas a sus vecinos en población de riesgo. Para la compra se habilitará un número telefónico especial y link en la web para que estas organizaciones hagan este pedido. En cuanto al tiempo de entrega será entre 2 a 3 días. Podemos llegar a todo Chile”, aseguró el ejecutivo de Walmart.

Otros municipios han optado por compras a granel y en este grupo aparece Renca, que es una de las últimas que logró un acuerdo con Walmart Chile. En efecto, según la orden de compra efectuada el pasado 20 de mayo, el municipio adquirió 1940 cajas de harina de trigo a la supermercadista en $59 millones.

Mientras, la municipalidad de La Florida efectuó una orden de compra por $99 millones a Cencosud Retail. El conglomerado de tiendas por departamento de propiedad de Horst Paulmann que opera las cadenas de supermerados Jumbo y Santa Isabel acordó la entrega de una serie de insumos de primera de necesidad al municipio que lidera el alcalde Rodolfo Carter.

/psg