Esa fatídica noche de octubre de 2002 Carolina Fadic parecía estar bien. La famosa actriz de teleseries como Oro Verde o Iorana trabaja haciendo una nota para Primer Plano -espacio que conducía junto a su partner en pantalla, Patricia Larraín- en un evento de Dior. Antes de la medianoche se sintió mal y fue internada debido a un accidente vascular encefálico. A los días falleció, dejando a su hijo Pedro, de seis años.

Pedro quedó con su padre, el fotógrafo Gabriel del Carril, quien se había separado de Carolina. Pronto Gabriel entabló una relación con la también actriz Elvira López, que se hizo conocida por telenovelas como Amame o Hippie. Elvira se convirtió en una segunda madre para Pedro, el chico que hoy tiene 20 maños y reside en Buenos Aires, donde estudia cine.

El joven fue invitado por Revista Caras para su especial del Día de la Madre, en el cual escribió una emotiva carta dedicada a sus dos mamás. Estas son sus palabras:

“Carolina, no pude compartir contigo muchos años, pero los momentos que vivimos juntos no los voy a olvidar nunca. Si digo que te extraño me quedo corto.

“Carolina, debo admitir que me has hecho falta varias veces, pero siempre que me hiciste falta estaba Elvira para tomar tu lugar, el de una madre.

“Elvira, me acompañaste en los momentos más importantes de mi crecimiento. Me enseñaste y me quisiste de la manera más linda, como mi mamá, algo que nuca fue tu deber, pero lo tomaste y lo cumpliste a la perfección. No tengo cómo agradecerte.

“Siempre he dicho que me considero muy afortunado, porque soy de las pocas personas en el mundo que puede decir de corazón que tiene dos mamás, que me aman por igual y que yo amo por igual. Las amo más que nadie en el mundo”.

/psg